www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

temor a que se adelante bnp

Crédit Agricole podría lanzarse a la compra de Société Générale

viernes 01 de febrero de 2008, 20:18h
A la Société Générale le está saliendo más de un pretendiente. El tercer banco de Francia ha visto fuertemente afectada su credibilidad y sus cuentas durante la última semana por el fraude de uno de sus empleados, que le ha costado nada menos que 4.900 millones de pérdidas. Pero estas mismas “desgracias” han convertido a una entidad que es la séptima de Europa por capitalización en un suculento bocado para muchas de sus competidoras. Sobre todo las nacionales, visto que el gobierno francés se ha volcado en bloque en garantizar que 2008 será el 145 año de vida de la entidad, que sus 120.000 empleados no se quedarán sin sus puestos de trabajo y que sus millones de clientes no perderán ni uno sólo de esos euros que le han confiado.

El último “novio” que le ha salido a la Societé General es su concurrente, la “verde” Crédit Agricole. Al parecer, esta última también quiere comprar el banco en el que el broker Jerome Kerviel realizó durante los últimos dos años una serie de operaciones por encima del riesgo permitido que, en caso de pérdidas, tapaba manipulando los sofisticados sistemas de control de la entidad. Así lo ha afirmado el viernes el diario económico Les Echos, según el cual, el Crédit Agricole ha encargado a dos bancos de negocios estudiar el dossier de la Societé General de cara a una posible OPA. La filial del Crédit, Calyon et Lazard, estarían ya trabajando sobre el tema.

El temor a BNP
El objetivo de la posible oferta del Crédit sería impedir que su otra gran competidora gala, BNP Paribas, sea la que, como se dice, “se lleve el gato al agua”. BNP Paribas reconoció el jueves estar trabajando en una posible compra de la Société Générale. “El Crédit Agricole no quiere que BNP Paribas se haga con el 7% del mercado de los institutos de crédito franceses una sola vez”, ha declarado el viernes, por su parte, una fuente cercana al caso.

El Crédit Agricole no quiere desmantelar la Société Générale sino que intentaría adquirir su totalidad. Esto, no obstante, no impediría, según la misma fuente, que posteriormente trate de revender una parte de los activos de esta última. Pero con estas intenciones, corre el riesgo de transgredir las reglas de la libre competencia en el sector bancario. Según Les Echos, el Crédit Agricole está interesado sobre todo por tres aspectos de la Société Générale: su banco de financiación e inversión, su gestión de activos y su red internacional.

En este contexto, si Crédit Agricole se interesa además por la red de filiales de clientela nacional de Société es sólo para dañar y acabar con las aspiraciones de BNP Paribas, que es su principal competidor, tanto en el mercado como en la actual posibilidad de hacer un buen negocio con las desgracias de la SocGen.

Que BNP Paribas está interesado en esta última no es una novedad. El rumor suena desde hace ya meses. Pero hasta ahora siempre lo han negado ambos interesados. El jueves, BNP Paribas reconoció estar considerando el proyecto. Además, hace dos días se dio buena prisa en anunciar que sus beneficios para 2007 ascenderán a 7.800 millones de euros. En su anuncio también reconoció pérdidas debido a la crisis de los créditos hipotecarios de riesgo (“subprime”) en Estados Unidos. Pero estas pasaron a un segundo plano ante unos beneficios que supusieron una nueva humillación para la Société Générale. Y es que hace diez días, cuando anunció el fraude del que había sido víctima –y que se sumaba también a los más de 2.000 millones de euros de pérdidas en la hecatombe de los mercados del 21 de enero por la crisis de las subprime–, hizo un débil intento de mitigar el desaguisado anunciando una próxima capitalización y unos beneficios para 2007 de 700 millones de euros. Una raquítica cifra, sobre todo comparada con los 5.800 millones de euros de ganancias que el mismo banco logró en 2006.

La indiscrección de un consejero
El anuncio de BNP Paribas hundió así un poco más la llaga en la Société Générale, de forma que en su consejo de administración del pasado miércoles, uno de los consejeros presentes reconoció al final que se había tratado la posible venta de la entidad. Estas palabras se vieron inmediatamente desmentidas por un portavoz oficial, que las calificó de “grotescas”. Sin embargo, el mercado no las consideró tan descabelladas, sobre todo teniendo en cuenta que las propias advertencias gubernamentales en el sentido de que no toleraría una OPA hostil sobre la entidad, dotaron a la hipótesis de credibilidad. Y el mercado, por su parte, reaccionó a partir de ese momento con un cierre al alza de las acciones de la Société Générale, que en los últimos diez días ha visto cambiar de manos a al menos el 19% de sus títulos.

En cuanto a los nuevos rumores sobre el interés del Crédit Agricole, una fuente de este último negó el viernes que la entidad quiera, “en todo caso, ser un predador” de la Société Générale. Esa fuente intentó desmentir las informaciones de Les Echos señalando que “El Crédit Agricole mira pero no está al ataque”. Según la misma, el banco está estudiando las consecuencias que la compra de la Société Générale podría tener para otras entidades. “Si la Société Générale es comprada, eso modificará el equilibrio francés”, añadió en referencia a la hipótesis de OPA por parte de BNP Paribas. “Si algo así pasa, habrá ventas, porque habrá redundancias en muchos sectores”, añadió la misma fuente al reconocer que, en todo caso, “no se puede estar preparados para todas las eventualidades”. Incluida una compra por parte del Crédit Agricole.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.