www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Novela

Gustavo Martín Garzo: El árbol de los sueños

lunes 25 de octubre de 2021, 22:48h
Gustavo Martín Garzo: El árbol de los sueños

Galaxia Gutenberg. Barcelona, 2021. 480 páginas. 23,50 €. Libro electrónico: 14,24 €.

Por Luisa Martínez

¿A quién no le han fascinado las mil y una historias de Las mil y una noches? Ese maravilloso libro de libros, fantástica recopilación de cuentos del Oriente Medio, narrados por la astuta Sherezade, una mujer que sin necesidad de cacareados empoderamientos demostró una gran inteligencia. Con sus cuentos encadenados uno tras otro logró que el poderoso sultán se olvidara de su “afición” a decapitar a sus esposas. En Las mil y una noches, Sherezade salva su vida y sale triunfante, y también se demuestra la fuerza de la ficción, esa magia que ya concitaba a los primeros humanos alrededor del fuego para escuchar aventuras y prodigios.

Precisamente Gustavo Martín Garzo (Valladolid, 1948) confesó en varias ocasiones su deslumbramiento por Las mil y una noches y su deseo de escribir algún día un libro tomándolo como modelo. Ese día ha llegado al publicar el autor de El lenguaje de las fuentes –Premio Nacional de Narrativa- su quizás más ambiciosa novela: El árbol de los sueños. Título de claras resonancias bíblicas, en el que se da una vuelta de tuerca al pasaje del Antiguo Testamento referido al árbol del conocimiento para apostar por la idea de que el árbol del paraíso del que Yahvé prohibió comer a Adán y Eva se trataba del árbol de los sueños. Y que si se oponía a que probaran sus frutos es porque les daría el máximo poder, el de soñar, que lleva aparejado el de convertirse en creadores, pues el que sueña tiene el impulso de otorgar existencia a lo que no existe, de hacer reales los sueños.

El hilo conductor de la novela de Martín Garzo es una mujer que relata cuentos entrelazados cada noche no a un sultán sino a sus dos hijos, un niño y una niña. Hija de un embajador desde pequeña fue una gran viajera y conoció diferentes países, culturas, modos de ser y de vivir…En sus periplos fue atesorando una infinidad de historias que ahora relata a sus pequeños, una vez que ha recalado en León –homenaje a su madre, que es de esa ciudad, ha revelado el escritor vallisoletano-, donde se enamora y se casa con el propietario del hotel donde se aloja. Aunque con la premisa de que, a pesar de que vivan juntos, quiere mantener su habitación en el hotel o poderse marchar si en un momento así lo decide, pues no ha enterrado su alma viajera, su curiosidad por los vastos territorios del mundo, tan diversos.

Numerosísimas son las historias que encierra El árbol de los sueños, a cual más atractiva, donde la fantasía vuela en absoluta libertad, como la de ese joven que se transforma en ciervo –motivo de la portada del libro-, o la de unos ángeles que descienden a la tierra. Hay, sin embargo, una central en la que una pudiente señora quiere hacerse a cambio de dinero con una preciosa niña. Naturalmente, su abuela, que la cuida, se niega a esa transacción. La señora le echa en cara que a su nieta solo le cuenta mentiras, cosas que no son verdaderas. A lo que la sabiduría de la abuela le responde: “¿Sabe acaso la verdad lo que quiere el amor?” En esa disyuntiva, la elección que nos trasmite El árbol de los sueños es clara. Coman sin miedo de este árbol que nos propone la última novela de Gustavo Martín Garzo y sumérjanse en sus mil y un sueños.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+

0 comentarios