www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EL NO ES NO QUE TERMINA SIENDO SÍ

jueves 28 de octubre de 2021, 14:12h
Los expertos que rodean a Pablo Casado y vertebran la política en Génova se han desmelenado contra...

Los expertos que rodean a Pablo Casado y vertebran la política en Génova se han desmelenado contra Pedro Sánchez relatando las rotundas negativas públicas del César monclovita que se han tornado en síes inequívocos. En abril de 2019 negó cualquier alianza con Pablo Iglesias, la reiteró en septiembre y anunció que no podría dormir con los podemitas en el poder. Tras las elecciones generales de noviembre durmió plácidamente y no solo se alió con Podemos sino que constituyó con ese partido un Gobierno de coalición al que se incorporó Pablo Iglesias como vicepresidente acompañado de cinco ministras y ministros.

Al no pactaré con Bildu; no acordaré nada con los secesionistas catalanes y vascos; no subiré los impuestos; no concederé los indultos a los delincuentes del procés sentenciados por el Tribunal Supremo… se suma ahora el no se pagará más por la luz que en 2018 y no existe la menor negociación con Bildu sobre los presos de Eta.

Han sido tantas las mentiras espectaculares que de ellas deducen analistas sagaces que sí pagaremos por la luz más que en 2018 y que sí cederá el presidente sanchista a las pretensiones de los herederos de Eta.

Pedro Sánchez ha perdido en gran parte la credibilidad y la popularidad con la que se encaramó hace tres años en el poder ejecutivo. Ahora nadie le cree, se fragiliza en las encuestas y en las listas de popularidad y se muestra miedoso y vacilante.

Que ha tenido aciertos Pedro Sánchez es indudable y negarlos significaría perder la objetividad. Que se encuentra en horas bajas, parece evidente y que va a utilizar los Presupuestos Generales del Estado para intentar comprar los votos perdidos resulta claro de toda claridad. Como cada semana es más débil, cada semana aumenta la factura de sus socios y aliados, en medio de los recelos acentuados de la opinión pública. El Partido Popular, que ha recuperado el nervio con Pablo Casado, ha cercado a Pedro Sánchez, enfrentándole con el espejo de sus mentiras, sus engaños y falsedades.