www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CÁCERES

Sánchez y Costa se deshacen en elogios mutuamente para no contestar sobre sus respectivas crisis internas

Los presidentes del gobierno de España Pedro Sánchez y Portugal Antonio Costa.
Ampliar
Los presidentes del gobierno de España Pedro Sánchez y Portugal Antonio Costa. (Foto: Efe)
EL IMPARCIAL
jueves 28 de octubre de 2021, 18:44h
El presidente español rechaza comparar sus problemas con Podemos con los del primer ministro portugués y asegura que "la legislatura va a durar hasta 2023".

La similitud entre la situación política en Portugal y España en cuanto a la dependencia extrema de los partidos que sostienen los respectivos Gobiernos, ambos socialistas, de sus socios de extrema izquierda, se ha hecho patente en la cumbre hispano-portuguesa que se ha celebrado este jueves en Trujillo (Cáceres) cuando ambos mandatarios, Pedro Sánchez y Antonio Costa, se han deshecho en elogios el uno sobre el otro y viceversa.

No ha habido de esta forma respuestas claras a las dos preguntas principales y sí loas mutuas que les han servido para no responder sobre la crisis entre las vicepresidentas del Gobierno en España a cuenta de la reforma laboral en el caso de Sánchez, y para no avanzar si finalmente se adelantarán las elecciones en Portugal tras la retirada de los socios de ultraizquierda de su apoyo a los Presupuestos Generales, en el caso de Costa.

El presidente español destacó el gran hacer y la capacidad de diálogo de Antonio Costa para llegar a acuerdos tanto en Portugal como en Europa, mientras que el primer ministro portugués alababa la "gran presencia" de Pedro Sánchez en las instituciones europeas.

Por otra parte, Sánchez no ha querido comparar la crisis que vive con Podemos en el Gobierno de España con la situación en Portugal después de que Costa haya vivido una situación similar con sus socios de ultraizquierda. Al respecto, el presidente español ha despejado cualquier duda asegurando que "la legislatura va a durar hasta 2023".

La cumbre hispano-portuguesa ha propiciado el encuentro conjunto, sin presencia de medios y con cambios de horario y de ubicación, del presidente Sánchez y sus vicepresidentas Nadia Calviño y Yolanda Díaz en medio de la polémica a cuenta de la reforma laboral. Un encuentro sobre el que el jefe del Ejecutivo no ha querido pronunciarse al ser preguntado.

Así, cuestionado por la postura que adoptará el Gobierno de España en su negociación de la reforma laboral con los agentes sociales tras las crisis sufrida en los últimos días con Podemos, Sánchez se ha limitado a decir que "este gobierno cumple sus compromisos", que prometió varias medidas importantes en su programa electoral, como la subida del Salario Mínimo Interprofesional, la ley de Educación, una Ley de Eutanasia o la puesta en marcha de ERTEs, entre otras, y que la reforma laboral era una de estas promesas: "Este es un Gobierno que cumple y que va a cumplir con sus compromisos y es que es fundamental que lo hagamos... hemos de modernizar nuestras normas laborales".

Aun así, no ha aclarado si la derogará o será una mera reforma de la reforma laboral y sí que el Gobierno centrará su acción en la "coordinación, el máximo diálogo y el mayor de los consensos". En cualquier caso, no ha hecho referencia a las diferencias entre las vicepresidentas del Gobierno, na en el Ministerio de Asuntos Económicos y otra en el de Trabajo.

Adelanto electoral en Portugal

Por su parte, el primer ministro portugués ha insistido en que está a la espera de la decisión del presidente del país, Marcelo Rebelo de Sousa, sobre un eventual adelanto electoral. Preguntado por las alternativas para salir de la crisis política abierta en Portugal, solo ha respondido que "la única persona que puede y debe responder es el presidente de la República".

El socialista no ha respondido a más preguntas sobre la crisis con sus exsocios de Gobierno en Portugal y ha pasado a elogiar al presidente español.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

1 comentarios