www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

DESDE ULTRAMAR

México: política exterior proactiva con claroscuros

Marcos Marín Amezcua
jueves 11 de noviembre de 2021, 20:20h

La política exterior siempre hay que verla como un totus indiviso y, desde luego, es un eco de la interior. No puede ser como en la era priista del impresentable vendepatrias Peña, como algo dejado al garete e improvisada por sus embajadores, como lo pidió su secretaria, la seño Ruiz-Massieu que tanto quedó a deber, como era natural en un gobierno priista. Vergonzosa postura propia de esa casi innegable y sospechadamente congénita incapacidad priista para no hacer las cosas acertadamente. Inolvidable Luis Videgaray metido a secre de Exteriores con su tarjeta de presentación: “vengo a aprender”. Risas a discreción, por fas, pues realmente fue una tragedia, como lo son los gobiernos del PRI. Que no se adornen tanto.

En estos momentos, la política exterior de México presenta peculiaridades que no pasan inadvertidas y, desde luego, que sí merecen atención. Hay aciertos y errores, sí, pero los segundos no al supremo nivel del priismo y hasta del panismo, tan críticos y olvidadizos de sus garrafales meteduras de pata. La semana que casi termina ha sido un espléndido escaparate de sí misma. El martes, el presidente López Obrador copresidió la sesión del Consejo de Seguridad en Naciones Unidas, el miércoles fue el día nacional de honor dedicado a México en la Exposición Universal de Dubái (con un despliegue y una agenda mexicana muy notable, de renombre) y ese día se confirmó el encuentro tripartita de los líderes de América del Norte el próximo 18 de noviembre en Washington, D.C. y en el ínter, sucedió que el PRI cual pilmama negara el “permiso” al priista Quirino Ordaz para ser embajador en España y de fondo, las elecciones nicaragüenses. Es acertada la prudencia con Nicaragua, guiados por el principio de no intervención, al no dar explicaciones ni pedirlas. Aun siendo un gobierno de izquierda, el mexicano guarda distancia, no solapa hipocresías intervencionistas, mas no aplaude a Ortega ni es su matraquero. Sume el loable rescate de mexicanos, estadounidenses y afganos en la crisis de Afganistán. Una política en conjunto, que se desmarca de la grisura e ineptitud priistas.

Y en efecto, con claroscuros. El año que toca ya pronto a su fin no consiguió que la diplomacia mexicana contara con una mayor participación de España en las importantes conmemoraciones centenarias que unen a ambos países. Sí, es que esa historia, esa, es común, no solo es exclusiva de los españoles. Cuando oigo desde España esas defensas a Hernán Cortés en términos de “nuestra historia” suenan incompletas, carece de derechos reservados. Hay episodios de la historia de España que pueden ser “su” historia (Numancia, Emilia Pardo Bazán en este su centenario luctuoso o el grupo musical Los Bravos) pero cuenta con episodios que son compartidos. Es el caso. Su historia imperial de cabo a rabo por ejemplo, porque solo falta que alguien niegue que hubo Imperio español. No es “su”, es nuestra historia, mas la diplomacia mexicana no pudo avanzar.

Pese a ello, España se salvará de un priista. Quirino Ordaz, exgobernador de Sinaloa, que inexcusable e inexplicablemente López Obrador lo quería de embajador en España, no irá. España no merece otro priista en nuestra embajada. Los priistas dicen que traicionó a su partido dejando que Morena ganara la gubernatura. Como si no mediara el voto libre. Por favor. Ahora resulta que el crimen organizado decidió, como si ya antes no hubiera permeado al PRI y mostrara tal su ineptitud, gobernando. ¿Ya no es el candidato para ganar (risas) la presidencia en 2024? Porque hasta no hace tanto, los obnubilados priistas se bebían los vientos por el tipo. Así de veletas. No les pasa por la cabeza el pésimo gobierno que hizo, como buen priista. Suma a la derrota del PRI en 15 entidades, donde no ganó ni una gubernatura. Por pésimo, desde luego y que nadie lo olvide. Se ufanan los priistas de que su partido no le dio permiso. ¡Ja! infantiles que son los priistas. Que se enteren que su presencia sobraba en Madrid y por mucho. No le hicieron el favor, a nadie.

No tendría sentido remover a la embajadora Oñate, quien orquesta acertadamente programas del Estado mexicano benéficos en pro del acercamiento de gestiones a las comunidades de compatriotas avecindadas en España. Destaco con mucho gusto la tarea del cónsul de México en España, Dn. Isaías Noguez Tinoco, que se acercó en junio a los mexicanos de Islas Canarias facilitándoles trámites, mientras se estructura un acercamiento similar con Galicia con el mismo fin, llevando cercanía a los mexicanos. Quirino francamente, no pintaba nada en Madrid. Mucho ayuda quien no estorba. Y ¿ya conoce usted la Casa de México en España? C/Alberto Aguilera 20, Madrid.

Esa política exterior ha llevado a que México fuera elegido para presidir pro tempore la CELAC –importante organismo regional latinoamericano– y reelegido en ello y que en el bienio 2021-22 sea miembro no permanente del Consejo de Seguridad. López Obrador compareció allí y presidió la sesión 8900 y señaló: “no vengo a hablar de seguridad como sinónimo de poderío militar ni como argumento para el empleo de la fuerza contra nadie […] mi planteamiento se basa en Franklin Delano Roosevelt: el derecho a una vida libre de temores y miserias, que sigue siendo el más solido fundamento de la seguridad para todas las sociedades y los estados […] las farmacéuticas han vendido el 94% de las vacunas y el 6% […] Covax, (que) ha sido un rotundo y doloroso fracaso[…] (es hora de que la ONU) despierte de su letargo y salga de la rutina, del formalismo, que se reforme y que denuncie y combata la corrupción en el mundo […] con más decisión, profundidad[...]”.

Impecables reflexiones. Propuso un plan mundial de fraternidad y bienestar para garantizar una vida digna a 750 millones de personas que sobreviven con menos de 2 dólares. Su propuesta fue bien recibida por al menos, 47 países. ¡Qué bien! no podían faltar medios opositores descontextualizando sus respuestas, diciendo que China lo desestimó y que el embajador ruso señaló que no era la instancia. Sí se revisa el discurso completo, la sesión, lo es. Acaso al emisario ruso le agrada más el agandalle calculado a lo Crimea. En realidad, López solo hizo ver la postura de México, que no está ahí como otros, por sus armas nucleares ni por su geopolítica a ultranza, calculada, y aporta lo que puede contribuir a una agenda. Y que lo entienda quien pueda. López Obrador con su acento tabasqueño no ha hecho el ridículo como en su turno Peña Nieto, sí: https://www.youtube.com/watch?v=Z2SsCMHF_WQ .Ya sabe, grandes y huecas ideas priistas, como no cabe otra cosa. No nos vamos a contar historias. El priismo difícilmente supo hacer política exterior y ni sus luces en el más reciente sexenio priista. Panistas y morenistas le siguen poniendo la muestra de agendas importantes. Cuando gobiernos del PRI estuvieron en el Consejo de Seguridad, hubo solo grisura.

Ahora, con Estados Unidos la cosa nunca es sencilla. Biden no ha resultado más fácil que Trump. En buena medida porque su inacción y la impopularidad que se carga, no le ayudan. En México, no lo vemos como un líder fuerte. Posiblemente no lo es en Estados Unidos. Más orquestan Blinken y la Kamala, que él mismo. Así que la rispidez que genera la pospuesta reforma eléctrica que congelaría (no expropiaría) nuevas concesiones y limitaría la voracidad de inversionistas que han sido nada escrupulosos, sí corruptos y siempre voraces, puede ser tema en la reunión trilateral a efectuarse en medio de tensiones regionales. Y el asunto migratorio está desbordado y si quiere EE.UU. que México sea el portero, es hora de dar más fondos. Lo que exige España a la UE, para entenderlo mejor.

Termino: es desacertado que el presidente no acudiera ni al G20 ni a la COP26, aunque es verdad el circo que también la distingue; pasarela y fatuidades. Urge centrarse en los temas de fondo. Aun así, no fue desencaminado el mandatario mexicano al afirmar que su programa Sembrando Vida ha inspirado acciones en aquella, aunque le arda a sus opositores. También signó México el acuerdo para protección de los bosques, desconociendo si abrazará el de apostar por autos eléctricos. En ello sí va su economía. Sus opositores alegaban la omisión al primero, ignorantes de los tiempos y procederes. Lo normal, al ya ni oír ni entender. A veces resta verlos como Dios ve a los conejos. Servidos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios