www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Novela

Marga Durá: El prodigio de las migas de pan

lunes 22 de noviembre de 2021, 09:35h
Marga Durá: El prodigio de las migas de pan

Destino. Barcelona, 2021. 669 páginas. 20,90 €. Libro electrónico: 9,99 €.

Por Aránzazu Miró

Esta es la primera novela de la periodista Marga Durá, quien ya se había iniciado en el mundo editorial con dos libros ilustrados que se asoman a los temas que centran su aguerrida propuesta novelística. En Guía para madres rebeldes (2018) y en Mujeres poderosas que te inspiran para plantarle cara a la vida (2019), ambas en Grijalbo, lo hace, sin embargo, desde una forma cercana al libro de autoayuda.

En El prodigio de las migas de pan se ha lanzado Marga Durá a la liga mayor de la novela histórica de intriga, utilizando la figura de la sorprendente María Montessori como sostén de su historia. La protagonista, la catalana de madre italiana Claudia Caralt, asume el papel de asistente de Montessori. Y con ella conoceremos ese prodigioso mundo educativo, feminista, de corresponsabilidad y de conciliación laboral a que se han venido enfrentando las mujeres y cuya lucha lideró María Montessori.

Sin embargo, la novela es mucho más que eso, aunque ese meollo sea para mí el momento más logrado. Todo eso se resume en el breve prólogo, que sitúa el período en que transcurre la obra (Barcelona, 1890 – Roma – Barcelona, 1919), con lo que quedará claro desde el principio el recorrido, la compañía y la importancia de lo que se nos quiere transmitir.

No obstante, el inicio que nos sitúa en un entorno rural de la Barcelona de final del siglo XIX, parte de la peripecia familiar de la niña Claudia de nueve años mostrando suficientes enredos para provocar su huida a Roma, todos narrados desde una perspectiva demasiado actual, especialmente si tenemos en cuenta que la narradora no dejará de ser en ningún momento la propia protagonista desde la primera persona. Comentarios como “para don Anselmo las mujeres formábamos parte del mobiliario de la casa” dejan claras las intenciones reivindicativas de la novela, pero no ayudan a la inmersión lectora en ese momento histórico. “−¡Parece que no sepas cómo funciona el mundo!” le dice un personaje a nuestra protagonista, y es que eso es precisamente lo que ocurre, que nuestra narradora tiene excesiva perspectiva de la realidad de entonces y de la ahora para que su tránsito histórico resulte creíble.

Y es que el enredo que se produce, especialmente en la vida de Claudia, parece excesivo, de manera que cuando la narración se instala en Roma entre los aconteceres de la que fue vida real novelada de María Montessori, la novela fluye mejor. Claro que, finalmente, volvemos al ámbito exclusivamente ficcional con la historia intrigante de Claudia y su familia, de nuevo en Barcelona, ahora sí invadida de asesinatos y huidas que resultan excesivos -¡cuánto malvado!-. Mientras tanto, hemos dejado a María Montessori en el apogeo de su éxito, para no saber más de ella.

La novela tiene una interesante estructura en seis partes (lástima la carencia de índice) que propone la temática de aquello importante con que la novela quiere que nos quedemos: así, decidir - vivir - aprender - saber - actuar serán los lemas que junto a una frase del método educativo Montessori preludian el contenido primordial: del requerimiento de independencia (de la mujer pero también del niño), del crecimiento personal y de la necesidad de seguridad en uno mismo, que solo la educación puede facilitar. Esa estructura y el ritmo cíclico en que se nos presenta el prodigio de las migas de pan que da título al libro serán lo mejor de una novela con mucho trasfondo existencial y demasiada intriga vivencial.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios