www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

UNIVERSO

Descubren unas misteriosas estructuras filamentosas en el exterior de la Vía Láctea

Descubren unas misteriosas estructuras filamentosas en el exterior de la Vía Láctea
Ampliar
(Foto: Pixabay)
EL IMPARCIAL
martes 14 de diciembre de 2021, 18:51h

Un equipo internacional de astrónomos dirigido por el investigador Chervin Laporte, del Instituto de Ciencias del Cosmos de la Universidad de Barcelona (ICCUB-IEEC), ha publicado un nuevo mapa del disco exterior de la Vía Láctea utilizando datos de la misión espacial Gaia. Los resultados se han publicado en la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

"Hasta ahora, no se había explorado mucho esta región de la Vía Láctea debido a la interferencia del polvo que hay en medio y que ensombrece la mayor parte del plan medio galáctico", explica Chervin Laporte, primer firmante del artículo. "Aunque el polvo afecta a la luminosidad de las estrellas, no tiene efectos en el movimiento estelar. Por tanto, podemos utilizar el movimiento de las estrellas para obtener una tomografía de las regiones más extensas de la galaxia", añade el investigador del ICUCB. El equipo analizó los datos de movimiento del último catálogo de Gaia, disponibles a partir de diciembre de 2020, para identificar estructuras coherentes.

El mapa revela la existencia de muchas estructuras filamentosas de rotación coherente en la parte exterior del disco que hasta ahora eran desconocidas. También ofrece una visión global más nítida de las estructuras que ya se conocían anteriormente. Las simulaciones numéricas predicen la formación de estas estructuras filamentosas en el disco exterior a partir de interacciones en el pasado, pero los investigadores no esperaban la gran cantidad de subestructuras que se han podido observar en este nuevo mapa y que todavía son un misterio.

Nuestra galaxia está rodeada por cincuenta galaxias satélite y atrapó muchas más en el pasado. Ahora se cree que la galaxia enana Sagitario perturbó la Vía Láctea, lo que confirma los primeros modelos teóricos de Laporte. Sagitario ya había interactuado con otro intruso en el pasado: la galaxia enana llamada Salchicha de Gaia (Gaia Sausage), que ahora ha dispersado sus restos por el halo estelar. Los investigadores formularon la hipótesis de que estas estructuras delgadas son los restos de los brazos de marea del disco de la Vía Láctea, excitados en distintos momentos por diversas galaxias satélite.

Laporte señala que en un estudio anterior ya mostró que una de las estructuras con forma de hilo en el disco exterior, llamada Corriente del Anticentro, tenía estrellas de más de 8.000 millones de años de antigüedad, "lo que la hace potencialmente demasiado antigua para haber sido causada solo por Sagitario, pero sí va más en línea con un origen como el de la Salchicha de Gaia". "Otra posibilidad —sugiere el experto— es que no todas estas estructuras sean realmente auténticas subestructuras del disco, sino que se deban a una proyección del movimiento que produce la ilusión óptica de que el disco está muy subestructurado".

El equipo ha obtenido un programa de seguimiento científico con el espectrógrafo WEAVE para estudiar las similitudes y diferencias en las poblaciones estelares de cada subestructura. Mediante el estudio de las velocidades radiales complementarias, las abundancias químicas y la determinación de las edades potenciales de las estrellas, las sondas WEAVE, SDSS-V y PFS también contribuirán a esclarecer los orígenes de las subestructuras.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios