www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Novela

Linda Boström Knausgard: Bienvenidos a América

domingo 26 de diciembre de 2021, 21:57h
Linda Boström Knausgard: Bienvenidos a América

Traducción de Carmen Montes Cano. Gatopardo. Barcelona, 2021. 86 páginas. 14,60 €. Libro electrónico: 9,49 €.

Por Soledad Garaizábal

Knausgard … ¿les suena? Hay un Knausgard que tal vez conozcan, es un escritor noruego actual, de 53 años… Knausgard, el autor de Min Kamp, Mi lucha, una serie literaria de seis novelas autobiográficas, de páginas y páginas de vida privada, de intimidad cotidiana y abierta en canal, que sacudió la actualidad literaria y encendió debates sobre los límites de la supuesta ficción. Más de medio millón de copias vendidas en un país con cinco millones de habitantes, traducción a veinte idiomas. Desde el Libro Primero hasta el Final, Knausgard nos cuenta su vida con pelos y señales, con nombres y datos, en una cruda exposición de las realidades circundantes entre las que destaca el retrato nada halagador de Linda Boström, su segunda esposa, cuya precaria salud mental y sus frecuentes ataques nerviosos fueron brutalmente expuestos ante la opinión general. Como en una casquería, con total precisión diseccionadora, su intimidad sacrificada por la literatura y sus aparentes problemas mentales transformados en fenómeno super ventas. Bajo lupa y por escrito, para que quede constancia de lo rematadamente loca que está y lo difícil que resulta convivir con ella, que lo lea todo Noruega y lo sepa todo el mundo.

Así que Linda Boström Knausgard ((Estocolmo, 1972) también se hizo espantosamente famosa después de lo que Karl Ove contó y lo mucho que se vendieron los libros. Se divorciaron en 2016, justo el año en el que salió a la luz Bienvenidos a América, la novela que ahora Gatopardo ofrece al público español. Del celebrado escritor no habla en absoluto. La obra está protagonizada por Ellen, la sufriente niña con problemas mentales que parece ser que Linda fue ya desde su más tierna infancia. Puestos a airear problemas, por lo menos que sean los propios. Algo de razón parece que tenía Carl, la convivencia con ella debió ser muy difícil solo con que Linda arrastrara una décima parte de los trastornos infantiles que nos cuenta en Bienvenidos a América.

El título tampoco parece tener nada que ver con la trama, porque no hay atisbo alguno de júbilo ni de feliz llegada a ningún sitio, ni a América ni a ningún otro lugar con apariencia de alegría, bienvenidos a nada bueno. Todo resulta oscuro, frío y desasosegante, todo sucede entre la estrechez asfixiante de los vericuetos más recónditos y agobiantes de la mente humana enferma. Mente humana enferma y todavía infantil, muy triste.

Ellen es una niña de once años que ha dejado de hablar, se autolesiona, se hace pis de miedo y trauma, tiene espantosas visiones dentro, habla en sueños con su padre alcohólico y muerto. Se siente culpable de infinidad de cosas y tiene heridas emocionales abiertas. Es un caso clínico de dolor infantil. Tiene miedo de lo que piensa y de lo que desea, no habla nunca ni se comunica con nadie y todos a su alrededor están muy preocupados por su extrema fragilidad mental.

Dicen que con la pandemia y la sociedad actual se han disparado los problemas mentales, las cifras arrojan tremendos datos de intentos de suicidio, ansiedad y depresión entre la población infantil. Es horrible imaginarlo y, aunque sea una realidad que debamos encarar, permítanme mantenerme al margen mientras pueda. Resulta muy triste y asfixiante, no quiero sentirlo ni volverlo a imaginar. Desde aquí mi solidaridad para aquellos que tengan un problema semejante encima, leerlo me ha resultado aterrador.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios