www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Novela

Dror: Mishani: Tres

domingo 09 de enero de 2022, 23:20h
Dror: Mishani: Tres

Traducción de Sonia de Pedro. Anagrama. Barcelona, 2021. 272 páginas. 20, 90 €. Libro electrónico: 10, 99 €.

Por Luisa Martínez

“Se conocieron en una web de contactos para personas divorciadas. Su perfil era bastante impersonal y precisamente por eso le escribió. Cuarenta y dos años, divorciado una vez, residente en Guivataim. Sin ese «estoy dispuesto a comerme el mundo» ni ese «estoy en proceso de búsqueda de mí mismo y quiero hacerlo contigo». Dos hijos. 1,77 m. Con estudios universitarios, trabajador autónomo con buen nivel económico. De origen askenazí. Tendencia política: casilla vacía. También estaban vacíos otros apartados del perfil. Tres fotografías. Una de hace mucho tiempo y las otras dos parecían más recientes. Y en todas su rostro transmitía cierta tranquilidad, aunque no era nada especial. No estaba gordo”. Con una escena tan habitual en nuestra época, dominada por internet, las redes sociales y las páginas de contactos, que han abierto una nueva manera de relacionarse, arranca Tres, del escritor, traductor y editor israelí Dror Mishani (Holón, 1975). Esta su cuarta novela le ha valido numerosos reconocimientos, tanto dentro como fuera de su país: el Prix Mystère de la Critique y el Deustsche Krimipreis, entre otros, y el favor de la crítica y el público.

Y no es para menos. Mishani creó una serie protagonizada por el inspector Abraham Abraham, iniciada en 2011 con Expediente de desaparición, pero en Tres da un giro, y sin Abraham Abraham, nos invita a disfrutar de un excelente thriller psicológico, con ecos de Patricia Highsmith, aunque con su sello personal, y un toque, muy medido, esotérico.

Quien se adentra en la web de contactos es Orna Azrán, una de las tres protagonistas a las que se refiere el título de la novela, dividida asimismo en tres capítulos. Orna Azrán es una maestra en el Tel Aviv actual, donde se desarrolla la acción, que trata de recuperarse de un traumático divorcio. Junto a su hijo, está decidida a seguir adelante y no descarta nuevas relaciones. A través de internet, conoce a Guil, quien, naturalmente, no será como dice ser. Las otras mujeres son Emilia, emigrante letona que acaba de aterrizar en Israel y trabaja como cuidadora, y Ella, que intenta escribir una tesis doctoral, sobre todo con el propósito de escapar de un matrimonio en declive. No se conocen entre sí, pero a las tres las unirá Guil, tan protagonista como ellas, cuyo verdadero rostro se nos irá descubriendo poco a poco.

El logrado análisis de los personajes, la acertada dosificación de la intriga, sus giros inesperados y su muy sorpresivo final no son solo las únicas bazas que Dror Mishani maneja. Lo más inquietante es su exploración del mal, pero no de un mal grandilocuente, sino del que nos acecha en la cotidianidad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+

0 comentarios