www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

"SUPERMARTES"

Los candidatos rivalizan por el voto hispano en EEUU

sábado 02 de febrero de 2008, 10:32h
El suroeste de EEUU, un gran imán de la inmigración ilegal en este país, será el epicentro de las reñidas elecciones del próximo "Supermartes", en la que los candidatos cortejan intensamente el voto latino, afirmaron hoy expertos.

Un total de 24 estados, entre ellos California, Nuevo México, Nueva York, Nueva Jersey y Arizona, participa en las primarias del próximo 5 de febrero, en las que los aspirantes demócratas y republicanos intentarán cosechar el mayor número de delegados para lograr la candidatura presidencial.

Los hispanos conforman la minoría de mayor crecimiento en EE.UU. (son el 14% de la población) y muchos analistas coinciden en que este año desempeñarán un papel decisivo en los comicios generales del 4 de noviembre.

Latinos, bajo lupa

Cecilia Muñoz, una analista del Consejo Nacional de La Raza, consideró que este año los latinos están bajo la lupa debido a que "han incrementado su participación en las urnas" en la última década.

Se calcula que más de nueve millones de latinos votarán en los comicios de noviembre, un incremento de más del 20 por ciento sobre 2004, aunque la cifra podría aumentar debido a las campañas de inscripción de votantes de diversos grupos pro-inmigrantes, según el Instituto de Política Tomás Rivera en California.

Harry Pachón, presidente del Instituto, señaló que la senadora Hillary Clinton goza de un amplio apoyo entre los latinos por el legado del presidente Bill Clinton entre este grupo y porque ha logrado afianzar el apoyo de líderes latinos con renombre nacional.

Tanto Clinton como el senador demócrata Barack Obama han invertido cuantiosas sumas de dinero en campañas publicitarias para conquistar el voto de los hispanos en los estados del "Supermartes".

Obama, preferido por los inmigrantes

Durante una conferencia telefónica, varios líderes latinos enfatizaron que Obama merece el apoyo latino por su compromiso con los asuntos más acuciantes de esta comunidad: la salud, la educación, la reforma migratoria, y el fin de la guerra en Irak.

Los legisladores demócratas Xavier Becerra y Raúl Grijalva insistieron en que Obama, como hijo de inmigrante, ha defendido los derechos de los latinos y han indicado que "entre más gente lo conozca y vea su trayectoria, más votarán por él". Al igual que el presidente John F. Kennedy, el primer presidente católico del país hace 48 años, Obama "logrará romper las barreras raciales", vaticinó Becerra.

Mientras, el ex secretario de Transporte Federico Peña minimizó las fricciones entre las minorías negra e hispana en EE.UU., al asegurar que el mensaje de Obama es uno de "inclusión y unidad". Y es el mensaje que lleva a los latinos en anuncios en español, en un esfuerzo en el que también colabora el senador Edward Kennedy.

Según Temo Figueroa, uno de los directivos de la campaña de Obama, el candidato afroamericano tiene 90 oficinas en los 24 estados del "Supermartes", sus voluntarios distribuyen folletos bilingües y operan un "banco de teléfonos virtual" para responder al público.

Feroz campaña publicitaria

Los candidatos mantienen una feroz campaña publicitaria entre los latinos, conscientes de que su voto será un factor decisivo en varios de los 24 estados, especialmente en el suroeste del país, según el fondo educacional de la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Elegidos (NALEO).

En Arizona, por ejemplo, el 29 por ciento de la población es de origen hispano, y la mayoría de estos votantes, cada vez con un mayor poder político a nivel estatal, se identifica con el Partido Demócrata. En las últimas dos campañas presidenciales, Nuevo México ha sido también, según NALEO, uno de los campos de batalla de los candidatos, y podría serlo de nuevo este año. El 32 por ciento de los votantes allí es de origen latino.

En California, donde los latinos constituyen el 28 por ciento del electorado, la mayoría de los hispanos respalda a la senadora Clinton sobre Obama. En estos estados, precisamente, el problema de la inmigración ilegal y cómo resolverlo cobra especial fuerza en este ciclo electoral, algo que los candidatos no pasan por alto.

Tanto Clinton como Obama han visitado los barrios latinos -ambos incluso aparecieron en el popular programa de "El Piolín" en Los Ángeles (California)- con su mensaje de apoyo a una reforma migratoria integral.

El senador John McCain, uno de los arquitectos de la fallida reforma migratoria en el Senado, ha tenido, por su parte, que modificar su mensaje y ahora asegura que primer se deben resguardar las fronteras.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.