www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TRIBUNA

¿Abortar es un derecho?

domingo 23 de enero de 2022, 19:37h

Durante el Imperio romano, la esclavitud era una institución legal regulada por el Ius romano. Quien osara cuestionar la existencia de esclavos se situaba al margen de la ley. Durante el Tercer Reich, la desconsideración de los judíos como ciudadanos de segunda categoría estaba legalizada. Quien se atreviera a criticar dicha regulación, se colocaba fuera de la ley. Asimismo, en aquella Alemania nazi, todo un entramado de disposiciones jurídicas daba soporte legal al diabólico programa conocido como T4, consistente en la eliminación de los discapacitados a través de un procedimiento eutanásico. Quien censurara dicho procedimiento estaba frontalmente contra el régimen de Hitler. Todas estas ocurrencias inhumanas proyectadas por una mente humana deshumanizada fueron condenadas por la Iglesia. Sus miembros se atrevieron a plantar cara a semejantes barbaries con el argumento de que por encima del Derecho positivo existía un Derecho natural, reflejo de la ley divina en la Tierra, que imponía y protegía el respeto a la libertad y a la dignidad del ser humano.

Por personalizar un ejemplo, el Obispo de Munster, Monseñor Von Galen, que predicaba públicamente contra la persecución de la Iglesia católica por los nazis, pronunciaba sermones desde 1941 en contra de las políticas racistas, sobre todo por la eutanasia impuesta por el hitlerismo contra los deficientes físicos y mentales. Curiosamente, aquellos sermones eran respaldados por los soldados que luchaban en el frente, los cuales, a causa de una herida grave o una amputación corrían el riesgo de ser inútiles para la Alemania del Fuhrer asimilándolos a los demás discapacitados.

Ha sido la casualidad, o no, la que ha hecho coincidir una campaña provida de una asociación católica, la de los propagandistas de Herrera Oria, censurando el aborto, con unas funestas declaraciones del presidente de Francia, Macron, abogando por incluir el aborto en la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea. La estrategia es diabólica. Catalogando el aborto como un derecho, ¿quién osará descatalogarlo? Sepa el dirigente francés y todos aquellos que le secundan, que aun incluyendo el aborto en una relación de derechos, legalizando así su práctica, no por ello se convierte en un mero procedimiento médico, sino que sigue siendo un acto criminal de privación de la vida humana. Y la Iglesia católica, como no teme ni ha temido nunca a la verdad, continuará defendiendo la vida y la verdadera libertad, pues siempre ha sido y será un aliado indispensable, el guion de vanguardia, en ese noble combate. La Historia es testigo de ello.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (16)    No(0)

+
1 comentarios