www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Novela

David Viñas Piquer: Quédate más tiempo

domingo 23 de enero de 2022, 20:36h
David Viñas Piquer: Quédate más tiempo

Destino. Barcelona, 2022. 216 páginas. 18,50 €. Libro electrónico: 8,99 €.

Por Soledad Garaizábal

Que te comuniquen un diagnóstico de alzhéimer para un familiar cercano produce vértigo, como si el suelo desapareciera bajo tus pies y un mar de dudas e incertidumbre te rodease. A esta desagradable situación, a este abismo de no saber cómo actuar, tuvo que enfrentarse David Viñas Piquer (Barcelona, 1968) cuando un neurólogo le comunicó que su madre, Pepita, padecía la enfermedad.

Entonces, el profesor de Teoría de laLiteratura Comparada de la Universidad de Barcelona, autor de ensayos y varios artículos especializados, decidió alejarse de tanta teoría y tanto academicismo para pedir una excedencia y adentrarse en la aventura de escribir, como hijo, su primera novela. Así pretendía alargar el tiempo compartido con la mujer que le había traído al mundo, dejando testimonio de sus días en el geriátrico, de ese proceso a través del cual los familiares de un enfermo van pasando por las fases de negación, cólera, negociación, depresión y aceptación, y aprenden a afrontar la cotidianidad sin sospechar a qué nuevos problemas van a tener que plantar cara.

El viaje narrado en Quédate más tiempo hacia la desmemoria materna está plagado de ironía y amor, salpicado de anécdotas que consiguen hacer reír al lector, cuajado de citas literarias y reseñas médicas, para reconstruir un camino en el que nunca se quiere llegar al final. Escrito en primera persona y alternando breves fragmentos que ilustran su preocupación y angustia hacia el irrefrenable avance de la enfermedad, el autor nos confiesa que solo pretende “hablar de mi madre, de Pepita Piquer, la mujer que no quería que sus hijos la llevaran a una residencia y por culpa del puto alzhéimer acabó estando en tres”.

Publicada por la editorial Destino y presentada como novedad para este 2022, la novela refleja también la angustia vivida durante los meses de confinamiento derivados de la extensión de la pandemia de Covid 19, en los que ancianos y enfermos tuvieron que permanecer aislados en las residencias de la tercera edad y se prohibió el contacto directo con sus familiares. Después de más de tres meses sin ver a su madre, David pudo, por fin, ir a visitarla y ella le recibió con indiferencia. No quería hablar, estaba muy enfadada “por lo que le dijo ayer”. En su destartalado laberinto de neuronas, el aislamiento solo había durado una jornada y todo volvía a ser tan patético y maravillosamente ilógico como el día anterior.

A pesar de lo duro que parece el tema, la novela de David Viñas no es triste. Nos habla de un asunto que forma parte ya de la vida de muchas personas y nos enseña una forma llevadera de afrontarlo. Podemos encontrar chistes, diálogos imposibles, nuevos personajes que se suman a la trama, situaciones inverosímiles, la narración de cómo se desarrollan en estos contextos profundos lazos de amistad o amor y un sincero mensaje de agradecimiento hacia todos los terapeutas y cuidadores que atienden a las personas dependientes.

Viñas recurre también a infinidad de autores para hacer más liviana su novela. De Balzac a Nietzsche, de Borges a Kafka, de Gracián a H.G. Wells, todos hacen su aportación para ayudarnos a reflexionar acerca de la soledad, la memoria, los deseos, el cariño, la compasión o el valor terapéutico del humor. Así, se disfruta de una obra llena de ternura, delicadeza y profunda humanidad, escrita en un lenguaje sencillo que llega fácilmente al público, conmovedora y sincera, que responde a un íntimo deseo de hacer eterno y bello lo que está condenado a un inminente final.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+
0 comentarios