www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Novela

L. Silva y N. Trujillo: La forja de una rebelde

domingo 23 de enero de 2022, 20:43h
L. Silva y N. Trujillo: La forja de una rebelde

Destino. Barcelona, 2022. 336 páginas. 19,50 €. Libro electrónico: 8,99 €. El nuevo año nos trae el regalo de un nuevo caso de Manuela Mauri, inspectora de Homicidios de la Policía Nacional, que se desarrolla en plena pandemia y confinamiento. Por Federico Aguilar

No hace mucho tuvimos ocasión de dar cuenta en este mismo suplemento de Si esto es una mujer, donde Lorenzo Silva (Madrid, 1966), en colaboración con Noemí Trujillo (Barcelona, 1976), comenzaba una nueva serie de novelas policiacas, en la que su célebre el guardia civil Rubén Bevilacqua, Vila, pasaba el testigo a la inspectora de policía Manuela Mauri, llamada a convertirse en un personaje tan querido como Vila, y que la nueva serie lograra igualmente el favor de crítica y público.

En Si esto es una mujer, título inspirado en Si esto es un hombre, estremecedor testimonio de Primo Levi sobre su experiencia en los campos de concentración nazis, en esta segunda entrega el título recuerda La forja de un rebelde, memorias noveladas de Arturo Barea, y no solo esta obra del escritor extremeño (1897-1957) tiene aquí gran presencia sino que también, en general, hay abundantes referencias a otras, pues Silva y Trujillo son grandes lectores, y especialmente en La forja de una rebelde llevan a cabo un homenaje a la literatura, la lectura que no pocas veces se alza como un bálsamo ante los golpes de la vida.

El primer caso de la inspectora de Homicidios de la Policía Nacional, cuya primera aparición fue en el relato “Carabanchel Blues”, abordaba el macabro hallazgo de restos humanos de una mujer de color en los vertederos de Pinto y Valdemingómez. Pero no se ha encontrado el cadáver completo ni se sabe quién es la víctima. Ahora, en esta segunda entrega, Manuela Mauri, y su equipo deben resolver el asesinato del matrimonio formado por Alberto Vargas y Valentina Soares, acaecido en Alcalá de Henares. El o los criminales intentaron hacer creer que se trataba de un robo, que se complicó y se les fue de las manos, pero nada cuadraba para que esté fuera el móvil.

Y la investigación implica muchas más dificultades de las habituales, pues ha de desarrollar en plena pandemia y confinamiento. Precisamente, la mejor amiga de la inspectora acaba de perder a su madre por Covid, algo terrible que le sucedió a la propia Noemí Trujillo. Esta y Lorenzo Silva no han pretendido escribir la novela de la pandemia, pero está en primera línea de la novela, con todas sus consecuencias y no solo la más terrible del fallecimiento de millones de víctimas en todo el mundo.

La incertidumbre, el inclemente avance del virus, la obligatoria permanencia en los domicilios, el teletrabajo, las mascarillas, los hospitales desbordados y el ejemplar comportamiento de los profesionales de la Medicina, el cierre de comercios, restaurantes, teatros, cines…, con una paralización de la actividad –añadiéndose a la emergencia sanitaria una gran crisis económica-, la distancia de seguridad…se convirtieron en el pan nuestro de cada día.

La inmensa mayoría de la población tuvo una actitud responsable, pero algunos quisieron saltarse las normas. Es lo que hace la joven Carlota Vargas Santana, hija de Diego e hijastra de Valentina. Será Carlota quien al volver de una fiesta ilegal organizada por ella a la que invita a diez amigos, convocándoles con una referencia la famosa novela Diez negritos, de Agatha Christie.

Manuela Mauri, divorciada, no se encuentra en su mejor momento. Tiene problemas de salud, con su pareja y con sus hijos adolescentes. Pero tiene que seguir adelante hasta descubrir al cupable. Y como todo se complica al asesinato ocurrido en Alcalá se suma hacia el final de La forja de una rebelde la muerte de un anciano en una residencia, de la que una anciana sospecha que ha sido asesinado por un compañero que quiere hacer pasar el crimen por una muerte por covid.

Como es habitual en la producción de Lorenzo Silva, hay una perfecta dosificación de los acontecimientos y la intriga, también en las dos entregas de la inspectora Manuela Mauri. Junto a la intriga, muy interesantes reflexiones sobre “el frío de vivir, la conciencia de vivir, el miedo de estar vivo hoy y que de pronto pase algo y te marches de aquí, dejando desamparados a los tuyos, y sin poder arreglar ya las cosas que mantienes descompuestas con los que más quieres”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (6)    No(0)

+
0 comentarios