www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CISMA

El PP busca expulsar a Ayuso por sus ataques a Casado

El secretario general del PP, Teodoro García Egea, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.
El secretario general del PP, Teodoro García Egea, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (Foto: Efe)
EL IMPARCIAL
jueves 17 de febrero de 2022, 15:36h

La presidenta de la Comunidad de Madrid acusa a la dirección del partido de urdir una trama para destruirla y ésta le abre un expediente informativo.

Terremoto político en el Partido Popular. La guerra latente entre Génova y Sol ha saltado por los aires por un supuesto caso de espionaje orquestado por la dirección nacional del PP para menoscabar a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que ha cargado duramente contra Pablo Casado y su entorno por un trato que considera "cruel" e "injusto".

La regidora ha acusado a Casado de maniobrar para desprestigiarla "personal y políticamente" y vincularla con la corrupción desde "el anonimato", "sin pruebas" e involucrando a su familia, por la comisión que su hermano obtuvo de un contrato de la Comunidad de Madrid: "Nunca pude imaginar que la dirección nacional de mi partido iba a actuar de forma tan cruel y tan injusta contra mí". Ayuso ha señalado que nunca se hubiera imaginado que "alguien de la propia casa" hiciera estas acusaciones contra ella y que intentaran espiarla.

Poco después, el secretario general del PP, Teodoro García Egea, respondía anunciando que el partido ha abierto un expediente contra Ayuso tras las graves acusaciones que ha lanzado contra el líder del partido y ha recordado que los estatutos del PP consideran infracciones muy graves que pueden conllevar la suspensión de la afiliación entre cuatro y seis años, la inhabilitación para representar al PP por igual tiempo o incluso la expulsión por la "manifiesta deslealtad al partido" entendida como "toda acción u omisión voluntaria que pueda perjudicar el interés general del Partido".

Egea apuntaba que las declaraciones de Ayuso contra Casado son "gravísimas, casi delictivas". La exigencia de Ayuso para adelantar el congreso regional "a marchas forzadas", ha argumentado, "es la verdadera razón" de estos ataques a la dirección del partido "y ahora aparece ante ustedes la verdad".

Como primera víctima de esta guerra abierta en el seno de los populares, Ángel Carromero ha presentado su dimisión como coordinador general de la Alcaldía de Madrid con efecto inmediato, según ha confirmado él mismo, que ha asegurado que lo hace "para defenderse" de todo lo que han dicho de él "sin comprometer al Ayuntamiento de Madrid": "Niego rotundamente que haya actuado en nombre del PP ni de nadie, y que haya realizado ninguna de las acciones que se me atribuyen".

Antes, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, negaba un espionaje contra Díaz Ayuso a través del Ayuntamiento. Ha sostenido que no ha encontrado pruebas, pero que de haberlas habría ceses y ha preferido no pronunciarse al respecto como portavoz nacional del PP. Almeida, una vez más, ha sufrido de nuevo el fuego cruzado entre Génova y Ayuso.

Desde Palma, Esperanza Aguirre, expresidenta de la Comunidad de Madrid, ha pedido la dimisión de Teodoro García Egea por acusar sin pruebas a la presidenta.

La sospecha del contrato

El supuesto espionaje, negado por la dirección nacional del PP, a la presidenta de la Comunidad de Madrid, y las sospechas en Génova sobre los contratos otorgados al hermano de la presidenta madrileña sacuden al PP, abierto en canal por la guerra entre el equipo de Casado y el Gobierno madrileño.

La trama no ha comenzado ahora pues hace meses que a la Puerta del Sol llegaron los rumores sobre una operación para acabar con Díaz Ayuso por la intención de la presidenta a Casado para hacerse con el control del PP de Madrid.

En una declaración institucional sin preguntas, Ayuso ha considerado que no hay "nada más grave" que las acusaciones de "corrupción" vertidas por fuentes Génova "desde el anonimato" con las que cree que buscan desprestigiarla "política y personalmente" porque quiere presentarse al congreso del PP de Madrid: "Es insensato". Y añade: "Es muy doloroso que dirigentes de tu partido sea quienes te quieren destruir".

El contrato que ha levantado la polémica forma parte, según la jefa del Ejecutivo regional, de un dossier sobre ella que le entregó personalmente Casado en una reunión en septiembre en Génova, donde el líder de su partido dijo que había sido filtrado por Moncloa.

"Ni yo ni mi Gobierno hemos intervenido para dar ningún contrato", ha afirmado Ayuso, que ha reconocido que a sus oídos ya había llegado hace meses el "rumor" de que había sido contratado un detective para investigarla; extremo que ha sido negado por Génova y por el Ayuntamiento de Madrid, administración supuestamente también implicada en la trama.

Ayuso pide a la dirección del partido que "depure responsabilidades" por sus acusaciones, al tiempo que afea sus continuas filtraciones que han buscado atentar contra su "honorabilidad" y exige que presente pruebas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(1)

+
8 comentarios