www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TOROS

Fake News of The Guardian

Fake News of The Guardian
Ampliar
sábado 02 de abril de 2022, 20:38h

El 18 de marzo el periódico británico The Guardian recogió una noticia falsa promovida por el lobbie animalista-ecologista. El largo y pretencioso titular era el siguiente: “Las corridas de toros siguen beneficiándose de millones de euros anuales en forma de subsidios de la Unión Europea”. El subtítulo no era menos espantoso: “Los fondos públicos a los ganaderos de toros mantienen viva ´la cruel practica´ de las corridas de toros, dicen los activistas de los derechos de animales”.

La Política Agricola Común (PAC) aprobada por el Parlamento Europeo para los años 2023-2027 incluye ayudas para el sector ganadero en general, sin discriminar por motivos ideológicos al toro de lidia, una raza autóctona europea. Las enmiendas planteadas por un grupo minoritario de diputados, pretendían excluir al toro de lidia del PAC sólo por ser destinados a la Lidia, es decir, a la tauromaquia. Esta actividad cultural, por cierto, no recibe las ayudas directas de la Unión Europea ni tampoco goza de subsidios a nivel nacional, excepto algunas ayudas esporádicas concedidas para paliar las consecuencias del COVID-19.

El toro de lidia es un animal único, el más antiguo del mundo, cuya protección se lleva a cabo por los ganaderos. Su destino es la lidia y no el matadero. ¿Sabrá alguien, entre los periodistas de la redacción de The Guardian, qué es la lidia de un toro bravo? No les hace falta saberlo, porque al ver la sangre se desmayan, ya que no pueden sufrir lo que les parece “el acoso” al animal. Viejo es también el debate de la caza del zorro. Lo que no me explico es porqué los ecologistas de jaez nacional e internacional no se escandalizan con la sangre del ganado lesionado o matado por los lobos que campean a sus anchas por las ganaderías y granjas. Que para prohibir y criticar no nos faltaban los animalistas indocumentados de The Guardian, ya sobran los urbanitas autóctonos quienes han visto el campo, en el mejor de los casos, por la ventanilla del AVE.

El toro de Lidia se cría en libertad, con la mínima intervención del hombre, cuyo único objetivo es alimentarlo y mantener su salud. El toro bravo es reconocido como Patrimonio Cultural (RD 18/2013) y habita las dehesas, es decir, un terreno de Alto Valor Natural. La dehesa es un ecosistema único que garantiza la biodiversidad y supervivencia de las especies en peligro de extinción como el lince, el alimoche, el águila imperial, el jabalí y un sinnúmero de reptiles y plantas autóctonas. El propio toro es reconocido como una “meta-raza” que abarca varios encastes que tienen diversas características. Mantener estos encastes, lejos de ser un asunto de la “fiesta nacional”, es una cuestión de la biodiversidad internacional, insistimos, europea e hispanoamericana. Muchos más argumentos podríamos citar para resaltar la necesidad de preservar y apoyar la cría del toro de lidia.

Sin embargo, nada de eso sabe The Guardian. Es un periódico analfabeto en cuestiones taurinas. Y, además, es malintencionado, lo que se trasluce detrás de ese artículo son las inmortales palabras de Quevedo: “Poderoso caballero es don Dinero”. En efecto, hace años que este periódico cambió su estrategia de financiación, gracias a la cual los donantes y las instituciones que más invierten en la cabecera marcan la dirección de su línea editorial. En otras palabras, el artículo contra el toro de lidia está financiado por The Open Philanthropy, cuyos fundadores Dustin Moskovitz (co-fundador de Facebook) y su mujer Cari Tuna (The Wall Street Journal), son parte de un gran engranaje montado por Bill & Melinda Gates Foundation. Esta fundación invierte en las empresas que producen grano, soja, etc. y The Open Philanthrophy financia las publicaciones, que muestran las ventajas de la carne “vegana”, y los partidos de los ecologistas radicales en Europa. Para visualizar el potencial de esta organización comparemos cifras: The Guardian incrimina al sector del toro bravo beneficiarse de una futura ayuda de 200 millones de euros, mientras que la fundación de la feliz pareja Moskovitz-Tuna vale en torno a 11 billones de dólares.

En resumen, el objetivo de The Open Philanthropy, es decir, de The Guardian, es influir en la opinión pública mostrando que cualquier tipo de ganadería es inhumano y dañino para el medioambiente. Bill Gates ya tiene varias empresas que están acumulando grandes beneficios: Impossible Foods (https://impossiblefoods.com), Motif Ingredients (http://madewithmotif.com), Beyond Meat (https://www.beyondmeat.com/en-GB/). Y, según los pronósticos, el mercado de carne vegetal crecerá casi 15% para el año 2026. Sin duda, una gran inversión.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (7)    No(0)

+
0 comentarios