www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TRIBUNA

Socialdemocracia e internacionalismo (1ª parte)

Juan José Laborda
x
1718lamartingmailcom/12/12/18
sábado 16 de abril de 2022, 18:53h

Voy a publicar como artículos periodísticos un escrito que hice para la Enciclopedia de las ciencias morales y políticas para el siglo XXI (Real Academia de Ciencias Morales y Políticas&Boletín Oficial del Estado, 2020), para la Voz: “Socialismo”.

En ese escrito sostengo que de las tres propuestas ideológicas del socialismo, desde sus orígenes en la Revolución Francesa -la supresión de la propiedad privada, la revolución sociopolítica y el internacionalismo-, solo la última, puede seguir siendo un ideal movilizador de nuestro tiempo.

El internacionalismo del socialismo podría ser una respuesta a otros tres escenarios que ponen en grave riesgo el progreso sociopolítico que han alcanzado las sociedades democráticas desde hace más de dos siglos: primero, Rusia y su actual guerra contra Ucrania, que atenta a los principios de paz con los que se ha construido Europa desde 1945; segundo, el riesgo que existe, a corto y medio plazo, de que Francia sea un Estado que desequilibre a la Unión Europea; y tercero, que los partidos socialistas europeos, desaparezcan a causa de sus propios errores estratégicos, como volver a un soberanismo o a un nacionalismo (que fue la causa de la extinción de los partidos socialistas de Grecia, Italia, ahora Francia, etcétera), o su transformación reciente en organizaciones populistas y, consecuente con su populismo, que sean dirigidos por jefes que orientan su política sin tener en cuenta a las instituciones representativas y a las opiniones de los miembros de su partido, como sucedió o está sucediendo con los partidos socialistas británico, español, etcétera.

Expongo en este escrito una síntesis de lo que entiendo por socialismo, y después de explicar resumidamente una historia del socialismo mundial, concluiré con lo que he comenzado más arriba: los riesgos para el progreso sociopolítico de las sociedades democráticas.
Esta es mi voz “socialismo” en la Enciclopedia:

“Socialismo se denomina al conjunto de doctrinas, teorías y organizaciones políticas y sindicales que pretenden organizar la sociedad y la economía dando primacía a la igualdad o a la equidad sobre la libertad propia del capitalismo.

A lo largo de su historia, los socialistas han discutido con intensidad sobre tres dilemas.

Primero, el modelo económico, basado en la supresión del capitalismo o en la reforma del mismo, lo que suponía aceptar la economía de mercado y el Estado liberal.

Segundo, el instrumento para llegar al socialismo, mediante una revolución social, o con los procedimientos de la democracia representativa.

Y tercero, si el socialismo debe tener una proyección internacional, o se desarrolla en el marco del Estado nacional.

Los antecedentes inmediatos del socialismo aparecen durante la Revolución Francesa de 1789, con François-Noël Babeuf (1760-1797), quien expresa la primera oposición radical al tipo de propiedad privada o burguesa creada por la Revolución, y que sería consagrada en el Código Civil napoleónico.

Dentro de los llamados “socialistas utópicos”, el francés Henry de Saint-Simon (1760-1825) y el británico Robert Owen (1771-1859) serán los que formularán la palabra “socialismo”. Saint-Simon era partidario de actuaciones del Estado y de una economía basada en el trabajo industrial productivo y en la técnica científica, como bases de la justicia social, pero fue Owen el que proyectaría para el socialismo sus lineas maestras: la clase obrera se organizaría con sindicatos y cooperativas, y apoyándose en sus representantes parlamentarios, estas organizaciones comunitarias lograrían aprobar leyes que pusiesen fin a las injusticias del capitalismo.

Con la Revolución de 1830, las ideas socialistas se extienden en Francia y en otros países europeos. Francia se había convertido en el crisol europeo de las ideologías políticas, ejerciendo un gran atractivo para los exiliados de otros países. En 1828, Filippo Buonarroti (1761-1837) publicó en Francia un panfleto “Conspiration pour l´Egalité, dite de Babeuf”, que se puede considerar la primera sistematización de la doctrina comunista, aunque el término no aparezca en sus páginas.

Etienne Cabet (1788-1856), en su libro “Viaje a Icaria”(1842), con gran éxito e influencia, muestra cómo sería una sociedad comunista ideal, sin propiedad privada, regida por el igualitarismo y la fraternidad universal. Cabet repudiaba la violencia, era contrario a la revolución, respetaba las creencias cristianas, y tenía una perspectiva internacionalista de la nueva sociedad.” (continuará)

Juan José Laborda

Consejero de Estado-Historiador.

JUAN JOSÉ LABORDA MARTIN es senador constituyente por Burgos y fue presidente del Senado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (10)    No(1)

+
0 comentarios