www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FERIA DE SAN ISIDRO

Corrida de la Cultura en Las Ventas: Talavante y Ortega

Corrida de la Cultura en Las Ventas: Talavante y Ortega
Ampliar
(Foto: Efe)
sábado 14 de mayo de 2022, 09:04h

De nuevo la plaza se llenó. Magnífico espectáculo. Muy esperado. Al hacer el paseíllo suenan aplausos persistentes. Algunos titubeos, sale Alejandro Talavante a saludar. La ovación prosigue. Sale Juan Ortega. Ya no son aplausos sino un huracán: por fin, sale a saludar el sobresaliente, el grandioso sobresaliente Álvaro de la Calle, que dio muerte a los cinco toros de varias ganaderías el Domingo de Ramos. Su nombre ya en los anales de la historia. Fue el sobresaliente el día que fue cogido Emilio de Justo en su primer toro.

Alejandro Talavante regresó a Madrid, pasados casi cinco años, después su retirada. Fue primer paseíllo en España, después de Arles, donde triunfó en septiembre pasado, y Aguascalientes (México), donde cosechó silencios en el mejor de los casos. Algo parecido sucedió esta tarde. El mano a mano con Juan de Ortega resultó insulso. Hay que decir, que su temporada va muy regular: puertas grandes en Pozoblanco y Arnedo, pero en las tardes de La Linea de la Concepción y en las tardes de Sevilla lo único que obtuvo fue ovaciones. Hay sensación de que su concepto del toreo se reduce a esperar a su toro, con la embestida que se ahorme a su personalísimo estilo. Hay gente que cree en los unicornios.

Y ahora toca hablar de los astados… ¿Qué decir de ellos? Eran de Jandilla y Vegahermosa. Salieron con desgana, echaron manos pa´lante, algunos bregaron bien en el caballo y otros no, se les han puesto banderillas y sus correspondientes estocadas. Todo algo deslucido, soso, desganado. Alejandro Talavante se enfrentó con Sembrador, Follonero y Tramollista. En el primero lo destacable fueron unos buenos doblones y algunos pases sueltos naturales con la mano derecha e izquierda. La estocada para olvidar. El segundo de su lote, Follonero, fue elevado a la categoría con la oreja y un aviso. La faena larga, para ver las series buenas el público aguantó hasta el final, fueron la séptima y octava. Lo raro fue que el extremeño no ajustó su postura y desde el principio recibía unos “culazos” del toro al volverse, aparte de aguantar unos derrotes peligrosos. Tramollista… ni qué decir de él.

Ortega dejó pasar por el ruedo a otros tres: Lacero, Manuel e Hispano. Es precisamente la expresión: les dejó salir, avistar la plaza y ya. En lo que contribuyó con su dejadez o indecisión, fue en descomponer su embestida. No hubo ligazón. Los toros al no notar el dominio cabeceaban y achuchaban más y más. La cuadrilla lo hizo bien. Curro Javier, aunque no saludó, dejó unos pares meritorios. No dieron ni un capotazo innecesario, que es lo que más descompone a un cornúpeta.

Los toros iban de más a menos. Algo deben de tomar en cuenta los diestros. Empezando por ver la corrida de jueves y miércoles, con especial atención en la faena de El Juli.

P.D. Si la banda musical no se enmienda o no afina sus instrumentos, no podremos disfrutar el chotis el próximo 15 de mayo. Seis tardes han pasado sin que oigamos un solo pasodoble en condiciones.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+
0 comentarios