www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CERCA DE 9 MILLONES DE PERSONAS DESTINARON EL 0,7% A LA IGLESIA EN SUS DECLARACIONES DE RENTA

jueves 26 de mayo de 2022, 11:36h
Entre tantas noticias vejatorias, que se derivan del proceso de descristianización...

Entre tantas noticias vejatorias, que se derivan del proceso de descristianización de Europa, la Iglesia Católica española espera que se mantenga el apoyo relevante que recibe en las declaraciones de la renta. Son millones los que señalan la casilla en la que se destina una parte de sus impuestos a los fines de la religión mayoritaria en España.

Cuando uno recorre el mundo con los ojos abiertos y la cabeza en su sitio se da cuenta de lo que significa todavía la Iglesia de Teresa de Calcuta, la Iglesia de los pobres. En las leproserías de todo el mundo, en los asilos de ancianos, en la atención a enfermos infecciosos, en los centros que tratan el sida y otras enfermedades que todos rechazan, uno se encuentra siempre a misioneros y misioneras católicos. Jamás, por cierto, me he tropezado en esos lugares con un comunista.

No me extraña que más de un tercio de los declarantes españoles decidan todos los años derivar un porcentaje de sus impuestos en favor de la Iglesia Católica, a pesar no solo de la hostilidad del actual Gobierno de Frente Popular, también de la desmesura de insidias contra la Iglesia vertidas en incontables espacios de televisión. El buen sentido de los contribuyentes ha comprendido que entre los fines de la Iglesia está la ayuda a los más desfavorecidos. Además, la administración de los fondos adjudicados es honrada e impecable.

Tal vez la Iglesia Católica reciba este año de la declaración de la renta una cantidad que supere los 300 millones de euros. Se trata de una cantidad relevante, aunque insuficiente. Es necesario que el boca a boca robustezca esta cifra en beneficio de todos, de forma especial de aquellos que precisan más atención y ayuda.

Son muchos los que leerán con satisfacción estas líneas porque, a pesar de tanta desmesura audiovisual, el pueblo español se mantiene al lado de su religión tradicional, acude a los templos, abarrota las procesiones y mantiene su espíritu religioso.