www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CONGRESO

El ingreso de Suecia y Finlandia en la OTAN evidencia las divisiones en el Gobierno

Los ministros de Trabajo y Consumo, Yolanda Díaz y Alberto Garzón.
Ampliar
Los ministros de Trabajo y Consumo, Yolanda Díaz y Alberto Garzón. (Foto: EFE/Archivo)
EL IMPARCIAL/Efe
jueves 15 de septiembre de 2022, 19:15h

El Congreso de los Diputados ha avalado por mayoría la petición de adhesión de Suecia y Finlandia a la OTAN pese a que el Gobierno de coalición se ha dividido en su voto, ya que mientras la parte socialista ha votado a favor la morada se ha abstenido, junto con algunos socios de investidura, y los diputados de IU dorectamente han votado en contra.

El pleno del Congreso ha ratificado por 290 votos a favor, 47 abstenciones y 11 votos en contra los protocolos a los tratados del Atlántico Norte sobre la adhesión de Suecia y Finlandia solicitados el pasado julio a Bruselas y cuyas peticiones deben ser votadas en los parlamentos que componen los países de la OTAN. Son treinta los miembros de la Alianza Atlántica y se convertirán en 32 con estos dos nuevos países.

Durante el debate en el pleno se ha plasmado la unión en materia defensiva del PSOE, PP, Vox, Ciudadanos, PNV y otros partidos como el PDeCAT y JxCAT, que han votado a favor de la ampliación de la OTAN y han justificado los beneficios que supone pertenecer a esta alianza.

Aliados parlamentarios como ERC, EH Bildu, Más País o Compromís, se han sumado a las abstenciones de Podemos ante sus claros posicionamientos contrarios a la OTAN pero argumentando que no pueden votar en contra de las decisiones soberanas de Suecia y Finlandia.

No obstante, los diputados de IU, como el que fuera secretario de Estado para la Agenda 2030 y actual dirigente del PCE Enrique Santiago han votado en contra, junto con BNG y la Cup.

El ministro de Consumo, Alberto Garzón y coordinador federal de Izquierda Unida, se ha desmarcado de este voto negativo y se ha abstenido tal como se ha acordado en la dirección federal del partido al ser miembro del Ejecutivo.

La guerra en Ucrania ha estado presente en todos los discursos y los socialistas han argumentado que no puede existir equidistancia entre "los que sufren y los que provocan el sufrimiento". El diputado del PSOE Sergio Guitérrez ha pedido no ser ni frívolos ni ingenuos ante la guerra de Putin porque antes ya hubo otras intromisiones rusas.

Ha pedido a los partidos que no apoyan esta ampliación que expliquen su "mantra sobre la paz...que presenten ideas de cómo defenderla ante otro pueblo que también es soberano, que es Ucrania". "A no ser que solo sea un eslogan y no tengan solución sino solo una excusa" ha dicho tras incidir en que Suecia y Finlandia buscan "protegerse y no atacar, disuadir y no combatir".

El diputado de En Comú Podem, Gerardo Pisarello, ha criticado que Europa no haga nada por parar la guerra y no utilice la diplomacia. "Todo se confía a la escalada belicista", ha dicho tras afirmar que "hoy Europa no asume que Ucrania no se rendirá y que hay que buscar si o si una salida negociada". "Que el Parlamento sueco y finlandés tomen las decisiones que consideren adecuadas pero no será en nuestro nombre", ha zanjado, con un argumento similar al que ha utilizado EH Bildu.

Su diputado Jon Iñarritu ha dejado claro que siguen en el rechazo a la Alianza Atlántica porque creen que "no ayuda a la resolución pacífica de los conflictos" y ha apostado porque Europa defienda su autonomía estratégica en seguridad. Aparte, ha puesto el foco en todos los "efectos mariposa" que ha tenido la invasión de Ucrania, aparte de la crisis energética, como ha sido que Azerbaiyán, amparado en "la cortina de humo" de la guerra ucraniana, haya atacado unilateralmente Armenia, reprochando la inacción europea.

También desde ERC, su portavoz parlamentario Gabriel Rufián, ha incidido en la posición crítica de su formación en los pasillos del Congreso, aunque respetan la soberanía de estos dos países y sus decisiones.

En otro sentido, PP, Vox, Ciudadanos y PNV han defendido los beneficios de pertenecer a la OTAN y el diputado popular Pablo Hispán ha reprochado la división en el seno del Gobierno. Ha aprovechado su intervención para relacionar la sentencia de los ERE con la política exterior del Gobierno al afirmar que fallos como el que hizo ayer público el Supremo condenando a dos expresidentes por corrupción "es un lastre que también afecta a nuestra política exterior".

Y es algo "tan lamentable" como lo es igualmente -ha subrayado- que la mitad del Gobierno esté a favor de la OTAN y la otra lo considere "una organización terrorista" y que sea el único Ejecutivo que va a votar diferente en la ampliación de la Alianza.

"En Europa, solo Turquía y Podemos han mostrado reticencias al ingreso de Suecia y Finlandia. No cabe una extravagancia más", ha señalado Hispán, al tiempo que desde las filas de Vox, Alberto Asarta también ha dicho que le parece "ofensivo" que la parte "comunista" del Gobierno se refiera a la OTAN como una "organización terrorista".

El portavoz del PNV, Aitor Esteban, ha defendido los beneficios de pertenecer a la Alianza Atlática porque "sin alianzas los países no se pueden defender" y ha recordado que la Alianza ha servido para parar una agresión "que seguramente no se iba a detener ahí". "Quien decía que había que ceder y llegar a un acuerdo, se ha demostrado que no", ha puntualizado.

Las formaciones políticas que han votado a favor han incidido en que Suecia y Finlandia son países con tradición pacifista, que han mantenido posturas neutrales frente a Rusia y que sin embargo ahora ven una amenaza en Putin.

"El apoyo debería ser unánime", ha dicho el diputado de Ciudadanos Miguel Guitérrez que ha criticado que Bildu "confunda víctimas con verdugos".

En sentido contrario, BNG ha votado en contra y su diputado Néstor Rego ha afirmado que "lo mejor que puede pasar es que desaparezca" la OTAN porque "nació como punta de lanza de las ofensivas" que pretendía EEUU.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios