www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EDITORIAL

La treta de Putin para redoblar la guerra y su amenaza de emplear armas nucleares

EL IMPARCIAL
jueves 22 de septiembre de 2022, 12:37h

Como hemos reiterado en esta sección, el fiasco de Putin en la guerra de Ucrania incrementa el riesgo de que redoble su criminal invasión, incluso que sea capaz de recurrir a las armas nucleares. En su reciente intervención, el dictador del Kremlin amenazaba con ello. Más aún, cuando surgen los primeros brotes de rebelión del pueblo ruso, como acaba de ocurrir.

Ni siquiera la implacable represión de la policía y la detención y consiguiente tortura de los manifestantes ha impedido que decenas de miles de rusos hayan salido a la calle a desafiar al dictador ruso. El anuncio de movilizar a 300.000 reservistas ha sido la espita que ha prendido la mecha. Hasta ahora, la férrea censura de los medios de comunicación mantenía a los ciudadanos desinformados sobre la realidad de la matanza y destrucción de Ucrania. Pero el anuncio del reclutamiento de ciudadanos para ir al frente les ha abierto los ojos y ha provocado la rebelión de los ciudadanos que rechazan ir a la guerra. Cientos de miles de rusos intentan huir de su país para eludir ser movilizados. La frontera con Finlandia está colapsada por las colas de coches que intentan salir y en pocos minutos se agotaron los billetes de avión.

Putin se siente acorralado. El paseo militar con el que pensaba invadir Ucrania en una semana se ha convertido en una sangrienta guerra que ya dura más de seis meses. El Ejército de Kiev no solo resiste. Está recuperando buena parte del territorio perdido gracias a su coraje y al suministro de armas de Occidente. De ahí, la treta de Putin de celebrar referendos en las regiones que ahora controla. Si como es imaginable, el Kremlin manipula los resultados para que estas zonas declaren la independencia y se incorporen a la Federación rusa, cualquier maniobra militar de Kiev será considerada un ataque directo a la propia Rusia, lo que podría ser una excusa para emplear armas nucleares.

Estados Unidos, la OTAN, la UE y las democracias de todo el mundo tienen que asumir que las sanciones económicas de poco sirven mientras Europa siga pagando diariamente miles de millones para abastecerse de petróleo y gas. Sin olvidar la soterrada ayuda de China. El gigante asiático, parapetado tras su Gran Muralla, disfruta contemplando la decadencia de Occidente.

Solo la salida de Putin del poder puede parar la guerra. La rebelión del pueblo ruso no es suficiente por la represión de la policía y las durísimas condenas a los manifestantes. El sátrapa ruso mantiene su poder absoluto. Y si consideramos que se trata de un psicópata saltan todas las alarmas por el riesgo de que emprenda un ataque nuclear. Por eso, los referendos que se van a celebrar en unos días son la mejor excusa para que Putin redoble su criminal invasión sin descartar que lo haga con armas químicas o nucleares. El riesgo es máximo. Y, como ha dicho Biden en la Asamblea de la ONU, “nadie puede ganar una guerra atómica”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (10)    No(0)

+
0 comentarios