www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

NASA

La misión DART se estrella con éxito contra un asteroide para desviar su trayectoria

La misión DART se estrella con éxito contra un asteroide para desviar su trayectoria
Ampliar
Eduardo Villamil
x
eduardovillamilelimparciales/16/7/16/28
martes 27 de septiembre de 2022, 01:16h

El primer intento en la historia de la humanidad para desviar la trayectoria de un asteroide ha culminado con éxito. La misión DART, de la NASA, ha impactado este martes contra su objetivo, Dimorfo, un asteroide que no supone ninguna amenaza para la Tierra, a la 1.14, hora peninsular española. Aunque el impacto pudo verse en la retransmisión en directo de la NASA, los científicos tendrán que esperar días o incluso semanas para ver si la nave no tripulada ha logrado alterar ligeramente la órbita del asteroide.

El objetivo de DART (Prueba de redireccionamiento del asteroide doble, por sus siglas en inglés) ha sido el sistema de asteroides binarios Dídimo, compuesto por dos asteroides: el homónimo Dídimo, principal y más grande, con 780 metros de diámetro; y el objetivo de la misión, Dimorfo, de 160 metros (aproximadamente como la Gran Pirámide de Guiza), que orbita alrededor del anterior; y contra el que la nave espacial ha chocado, casi frontalmente, a unos 6,6 kilómetros por segundo.

La órbita de Dimorfo alrededor de Dídimo dura 11 horas y 55 minutos. Después del impacto cinético contra el asteroide, un equipo de investigación medirá cuánto ha cambiado el impacto el rumbo del asteroide en el espacio usando telescopios desde la Tierra. Se ha elegido cuidadosamente esta fecha porque es el momento en que el sistema asteroidal se encuentra más cerca de nuestro planeta, lo que ayudará a los investigadores a realizar observaciones telescópicas de la más alta calidad. Pero que no cunda el pánico: Dídimo se sitúa a unos 11 millones de kilómetros de la Tierra en el momento del impacto, unas 30 veces la distancia a la Luna.

Con esta prueba, la NASA pretende demostrar que una nave espacial (sin carga explosiva) puede navegar de forma autónoma hacia un asteroide y colisionar con él, al más puro estilo kamikaze, para cambiar su desplazamiento, evitando así un futuro y catastrófico impacto contra la Tierra, como han propuesto numerosas novelas y películas. Este método, llamado desviación de impacto cinético, es solo una de varias formas propuestas para redirigir asteroides potencialmente peligrosos, pero es el que actualmente se evalúa como el tecnológicamente más maduro.

Infografía que muestra el efecto del impacto de DART en la órbita de Dimorfo. | NASA/Johns Hopkins APL

El sistema Dídimo es un binario eclipsante visto desde la Tierra, lo que significa que Dimorfo pasa por delante y detrás de Dídimo mientras orbita el asteroide más grande visto desde la Tierra. En consecuencia, los telescopios terrestres pueden medir la variación regular en el brillo del sistema combinado Dídimo para determinar cuánto ha variado la órbita de Dimorfo.

Pese a que los telescopios terrestres obtendrán preciosos datos, nada mejor que un notario que dé fe in situ de la operación. Y esa es, precisamente, la tarea de LICIACube. Con apenas 14 kg, este satélite miniaturizado construido por la Agencia Espacial Italiana, ha viajado a bordo de DART desde su despegue en noviembre de 2021. Sin embargo, hace 10 días se separó de su compañero de viaje espacial no solo para evitar su inexorable destino, sino para observar de primera mano cómo transcurre todo. Apenas tres minutos después del impacto LICIACube ha utilizado su pequeño propulsor para impulsarse en la 'zona cero' y capturar imágenes de los efectos del impacto, incluida la columna de material eyectado resultante y el cráter de impacto recién formado, que DART, por motivos obvios, no ha podido contemplar...

Según los científicos, muy pocos de los miles de millones de asteroides y cometas que orbitan alrededor del Sol son potencialmente peligrosos para la Tierra y, al menos durante el próximo siglo, ningún asteroide conocido amenazará el planeta. En este sentido, la misión DART constituye una prueba clave que la NASA, y otras agencias espaciales, realizarán antes de que se presente una necesidad real, preparando mejor las defensas de la humanidad en caso de que alguna vez se descubra un asteroide en curso de colisión contra la Tierra

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (17)    No(0)

+
0 comentarios