www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

PREVISIONES

El FMI advierte a España de que la alta deuda pública será su gran reto para 2023

El FMI advierte a España de que la alta deuda pública será su gran reto para 2023
Ampliar
(Foto: EFE)
EL IMPARCIAL/Efe
miércoles 23 de noviembre de 2022, 17:30h

España no entrará en recesión el año próximo aunque los próximos trimestres van a ser duros, señaló este miércoles el Fondo Monetario Internacional (FMI). No obstante, la economía comenzará a recuperarse conforme avance el año próximo y alerta sobre la alta deuda pública.

Uno de los principales retos del Gobierno español será "la alta deuda pública", advirtió Dora Iakova, jefa de la misión ordinaria que el Fondo ha realizado a España para hacer un análisis de su situación económica. "Se necesitará un esfuerzo sostenido para reconstruir los amortiguadores y crear espacio para responder a futuros choques, en un contexto de aumento de los costos de financiamiento", agregó.

La evolución de los ingresos fiscales se ha visto favorecida por el repunte de la actividad, la inflación elevada, un mercado laboral boyante y una elasticidad relativamente alta de los ingresos con respecto a la producción, aunque apunta que este último fenómeno podría ser de carácter temporal, y es prudente suponer que disminuirá con el tiempo, al menos parcialmente.

Aumentar el gasto en pensiones someterá las finanzas públicas "a más tensión"

El FMI advierte en su informe de que el efecto de la inflación en varias partidas de gastos, como los pagos de pensiones, no se materializará hasta el próximo año. Por otro lado, es probable que la necesidad de apoyo para mitigar el impacto de los altos precios de la energía se prolongue hasta 2023. Además, el aumento sostenido de los tipos de interés incrementará la proporción de recursos destinados a pagos de la deuda, lo cual reducirá el espacio fiscal.

A más largo plazo, aumentar el gasto en programas dirigidos a personas mayores como consecuencia de los cambios demográficos sometería las finanzas públicas a más tensión. Por todos estos motivos, resulta importante llevar a cabo una consolidación fiscal plurianual que genere espacio para responder a shocks negativos en el futuro.

Sobre la inflación, el FMI cree que se moderará el año que viene y están "razonablemente seguros" de que no volverán a verse niveles de inflación de dos dígitos. Esperan que la cifra esté en torno al 4,5 % el próximo año.

En este contexto, añadió Iakova, los ciudadanos y las empresas tendrán que entender "que habrá una reducción temporal en el ingreso real", porque "si se intenta conservar el poder adquisitivo, lo que puede pasar es que las empresas pierdan competitividad".

La pérdida de poder adquisitivo debida a este shock, apunta el FMI en su informe, es "inevitable" y "tendrá que ser absorbida por una disminución temporal de los ingresos reales de los hogares y las empresas".

"Un acuerdo general para repartir entre la sociedad las pérdidas de ingresos (pacto de rentas), podría reducir el riesgo de una inflación persistente", agregó la institución.

Un crecimiento "cercano a cero"

"No anticipamos una recesión, ni siquiera técnica", dijo Iakova. Aún así, habrá un crecimiento "muy cercano a cero, tanto en el último trimestre de este año como en el primer trimestre del próximo año", ya que se espera "un invierno difícil" en toda Europa, señaló. Conforme avance 2023, agregó, "esperamos un aumento constante del crecimiento".

El FMI publicó las conclusiones de su visita a España y en ellas apunta a que el país crecerá este año el 4,6 %, tres décimas más de lo pronosticado anteriormente, mientras que en 2023 crecerá el 1,2 %, la misma cifra pronosticada anteriormente. El dato para 2022 es incluso superior a las previsiones del Gobierno español (4,4 %).

El organismo cree que la actividad debería repuntar en el transcurso de 2023, gracias a una mayor disipación de las restricciones en la oferta, la continua recuperación en los servicios que requieren un contacto intensivo y la aceleración del gasto de inversión en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (Next Generation EU, o PRTR-NGEU).

Proyecta que para comienzos de 2024 la producción haya alcanzado el nivel registrado antes de la pandemia. Se prevé que el nivel general de inflación se modere gradualmente en 2023, como consecuencia del alto nivel de base de 2022, la reducción de cuellos de botella en la oferta y cierta normalización de los precios mundiales de los combustibles fósiles. Aún así, es probable que la inflación general y subyacente permanezcan hasta 2024 por encima del objetivo del 2 %.

Pide que las medidas se enfoquen en los vulnerables

Tanto en el informe como en la rueda de prensa, el FMI felicitó al Gobierno español por haber adoptado "una serie de medidas para proteger a los consumidores y las empresas del aumento de los precios de la energía", indicó Iakova.

Varias de las medidas "han sido adecuadamente dirigidas a las familias de bajos ingresos" -entre ellas los bonos sociales eléctricos y térmicos, y el aumento del ingreso mínimo vital-, pero otras no, como las bajadas generalizadas de los precios de la energía.

"El énfasis de la política en el próximo año debería cambiar a permitir que los precios operen más libremente, al tiempo que proporciona alivio de ingresos a los hogares y empresas más vulnerables", señaló Iakova.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios