www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CON LA CONSTITUCIÓN

martes 06 de diciembre de 2022, 14:02h
Cuarenta y cuatro años después, la Constitución de 1978 continúa, aunque acosada, plenamente vigente...

Cuarenta y cuatro años después, la Constitución de 1978 continúa, aunque acosada, plenamente vigente. Fue una Carta Magna de consenso entre todos los partidos: el liberal conservador, el socialista socialdemócrata, el comunista y las nacionalistas del PNV y Convergencia y Unión. El consenso resultaría hoy imposible porque Pedro Sánchez ha fracturado la armonía constitucional al aliarse con los bilduetarras y los separatistas catalanes y vascos, poniendo en juego la estabilidad política de España y, con ella, las libertades y la prosperidad.

Conviene dejar constancia en el aniversario de la Constitución que el pueblo español está a favor de la actual Carta Magna que debió mejorarse en algunos aspectos, y pudo hacerse, cuando Mariano Rajoy se alzó con la mayoría absoluta. Al líder popular no le pareció oportuno abordar la reforma y hoy nos encontramos con una Constitución cuestionada, no solo por separatistas y bilduetarras sino también por una parte de las nuevas generaciones que aspiran a un sistema en el que aquel que mande pueda gobernar. Charles De Gaulle se encontró con que, en once años, la IV República francesa cosechó 23 presidentes del Gobierno. Al redactar la Constitución de la V República, el general, que era además un gran político y hombre de Estado, estableció con el refrendo del pueblo francés la doble vuelta electoral.

En todo caso, y a pesar de las circunstancias evanescentes, el buen sentido exige estar al lado de la Constitución, exigiendo que se cumpla en todos sus términos. Separatistas y bilduetarras se esfuercen por fracturar nuestra Carta Magna y Pedro Sánchez está haciendo demasiadas concesiones sin otro objetivo que permanecer en la silla curul del palacio de la Moncloa. Quedan once meses para las elecciones generales, tiempo suficiente para que el sanchismo adopte medidas irremediables. Los políticos serios del PSOE y del PP deben permanecer alertas para impedir las veleidades, las ocurrencias y los despropósitos sanchistas. Esa es la lección a subrayar en los días en que se conmemora el consenso al que hace 44 años llegaron las fuerzas políticas y el conjunto de la sociedad española.