www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Novela

Víctor Hugo: El jorobado de Notre Dame

domingo 12 de marzo de 2023, 19:37h
Víctor Hugo: El jorobado de Notre Dame

Prólogo de Arturo Pérez-Reverte. Ilustración de Augusto Ferrer-Dalmau. Zenda/Edhasa. Barcelona, 2023. 672 páginas. 18 €.

Por Ángela Pérez

Al mito de la Bella y la Bestia, popularizado por varios escritores franceses en el siglo XVIII, sobre todo Gabrielle-Suzanne Barbot de Villeneuve y Marie Leprince de Beaumont, le otorgará Víctor Hugo en la centuria decimonónica un mayor alcance y complejidad a través de su inmortal novela Nuestra Señora de París, o El jorobado de Notre Dame, título con el que ahora la recupera el binomio editorial formado por la revista Zenda y el sello Edhasa, una estupenda iniciativa que pone a nuestro alcance en cuidadas ediciones, con prólogos de Arturo Pérez-Reverte e ilustración de portada de Augusto Ferrer-Dalmau, clásicos imprescindibles, en especial de la literatura de aventuras. Antes de esta obra del autor galo, se han publicado Las cuatro plumas, de A. M. W. Mason; El enigma de las arenas, de Robert Erskine Childers; La isla de coral, de Robert M. Ballantyne y Taras Bulba, de Nikólai Gógol. Sigan la pista a la colección para disfrutar de horas y horas de entretenida lectura.

Ambientada en el París del siglo XV, con su centro en la emblemática catedral de Notre Dame -aún en la actualidad en reconstrucción tras el devorador incendio del 15 de abril de 2019 que nos dejó atónitos-, narra la historia protagonizada por Quasimodo, Esmeralda y Claude Frollo. Esmeralda es una bella bailarina gitana a quien se disputan el estudiante Pierre Gringoire, el capitán Febo de Châteaupers, y Claude Frollo, archidiácono de Notre Dame, quien ordena a Quasimodo, el deforme campanero de la catedral, que secuestre a Esmeralda con el pretexto de protegerla. El secuestro fallará y en la novela se suceden los acontecimientos sin darnos tregua, a la vez que se nos instruye sobre un sinfín de asuntos: el arte, las instituciones francesas, el rey Luis XI...

Bondad, pasión, maldad, inocencia, amor, odio, traición, lealtad... se dan la mano en esta apoteosis del romanticismo y del amor más de la muerte –a Quasimodo, cuya enorme fealdad contrasta con su gran corazón y sensibilidad, podríamos aplicarle los célebres versos de Quevedo “serán ceniza mas tendrá sentido; /polvo serán, mas polvo enamorado”)- en la que Víctor Hugo logra sumergirnos, pues, como bien apunta Pérez-Reverte “fue él quien logró por primera vez dotar al género folletinesco de un nuevo espesor, una original densidad, haciendo así posible una mirada distinta, quizá también oscura, preñada de talento e historia, sobre los hechos y los personajes [...] El joven Hugo no se limitó a describir con maestría un mundo, sino que lo pobló de caracteres tratados en profundidad, con una sucesión de personajes trágicos, dramáticos, complejos. Absolutamente humanos”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(0)

+
0 comentarios