www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

apuesta por el cinturón

Rania se atreve con tres modelitos en menos de cinco horas

domingo 19 de octubre de 2008, 12:59h

Elegante y clásica cuando la visita oficial lo requiere; cómoda y práctica si tiene ocasión. Poco antes de las tres de la tarde del sábado, los reyes de Jordania aterrizaron en Barajas. A pie de pista Don Juan Carlos y Doña Sofía les dieron una cálida y entrañable bienvenida. Han hecho una escala en España de apenas ocho horas antes de iniciar una gira por Iberoamérica. Para viajar en avión, Rania escogió un sobrio traje, de corte clásico, con una americana cruzada en tonos grises sobre un vestido morado, color que destaca entre las novedosas tendencias de otoño 2008. Para completarlo, zapatos de salón en charol negro y tacón ancho, muy cómodos para la actividad del viaje. La reina Sofía demostró la complicidad que tiene con Rania y también el mismo gusto, pues la monarca española lució un vestido gris antracita de gasa y una chaqueta de estilo similar.








Unas dos horas más tarde, Rania pudo contemplar la exposición sobre la arquitectura de Bagdad, inaugurada recientemente, bajo el título «Ciudad del espejismo. Bagdad, de Wright a Venturi» en la Casa Árabe. Con motivo de esa visita, decidió cambiar de indumentaria y sorprender con un estilismo vintage inspirado en las divas de Hollywood de los años 50: cuerpo de algodón en tono beige y manga francesa, ajustado a la cintura con un cinturón -a juego con el bolso-, y una falda satinada evassé en blanco roto a la altura de sus rodillas. Escogió también zapatos color arena y tacón cuadrado, adornados con hebillas tipo Luis XIV. Mujer sencilla y poco dada a excesos, acompañó el modelo con unos pendientes largos, pero discretos, de oro.










Para la cena de gala que ofrecieron los reyes en el Pardo, la soberana hachemita siguió su línea sobria y su especial sensibilidad para incorporar las últimas tendencias respetando el protocolo, algo que también define el estilo de Doña Letizia. Para la ocasión, Rania optó por otro conjunto, esta vez en blanco y negro, compuesto por una falda de tubo negra ajustada por un cinturón muy ancho y un cuerpo sin mangas de brocados y encaje blanco, que sin duda realzaba su espléndida figura. Aprovechó también los zapatos de charol que ya había lucido, apenas unas horas antes, en Barajas. La Princesa de Asturias, en cambio, se decantó por un vestido plateado de corte "lady", con plataformas a juego.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios