www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Rajoy regala Navarra al País Vasco

Joaquín Vila
x
directorelimparciales/8/8/20
domingo 09 de noviembre de 2008, 21:04h
“En el marco de futuras reformas constitucionales, siempre que cuenten con el necesario consenso para llevarlas a cabo, el PP abogará por la derogación de la disposición transitoria cuarta siempre que tanto en la Constitución como en el Amejoramiento se garantice que cualquier alteración del actual estatus constitucional de Navarra como Comunidad Foral propia y diferenciada se lleve a cabo con el respaldo del pueblo navarro expresado libre y democráticamente en referéndum”.

Este párrafo, publicado este sábado por EL IMPARCIAL, que vapulea sin piedad la sintaxis, tan enrevesado en sus argumentos, no lo ha escrito un ideólogo del PNV, ni siquiera del PSOE. Pertenece a la Declaración de principios del Partido Popular de Navarra y viene a decir que mediante referéndum, los navarros podrían decidir anexionar la Comunidad Foral al País Vasco.

Durante toda la legislatura anterior, Rajoy acusó sin respiro a Zapatero de trocear España por alentar y auspiciar el estatuto catalán, el principio del fin de la unidad de España. Con este argumento, el PP obtuvo más de diez millones de votos, pero perdió las elecciones, no por resultar antipático a los nacionalistas, como ahora creen, si no porque Zapatero se escoró de tal modo a la izquierda que engulló a IU y a ERC. Pero los sabios de Génova llegaron a la conclusión de que para ganar las siguientes había que “acercarse a los nacionalistas”. Lo que nadie podía imaginarse es que ese “acercamiento” supusiera echar por tierra unos de los principios básicos del partido.

Es verdad, que en las últimas elecciones, el PSOE arrasó al PP en Cataluña y en el País Vasco. Pero en las otras Comunidades, los resultados del partido fueron excelentes en buena parte por ese mensaje nítido y contundente a favor de la unidad de España. Ahora, para ser simpáticos a los nacionalistas, han decidido echarse en sus brazos y parecen estar dispuestos a seguir sin pestañear los pasos de esa “deriva nacionalista” que tanto habían denunciado.

Es fácil predecir que, en las siguientes elecciones, el PP perderá un buen puñado de votos de esos españoles que se resisten a que su nación se convierta en un Estado federal dominado por el más rancio sectarismo independentista y Rajoy se equivoca si cree que puede resultar simpático a los nacionalistas por mucho que ahora se empeñe en disfrazarse con ikurriñas y señeras.

La declaración de principios del PP navarro es la mejor prueba de que el partido se ha dejado arrastrar por la famosa “deriva nacionalista”. Porque reconocer el “derecho de los navarros a decidir su integración en el País Vasco” es una de las principales aspiraciones del PNV y de los más radicales nacionalistas vascos y una de las mayores aberraciones en las que podía caer el partido que lideraba esa batalla a favor de la unidad de España.

Mientras tanto, Rosa Díez se frota las manos y se prepara para embolsarse ese puñado de votos que han tirado por la borda Rajoy y su equipo de sabios. Y, mientras tanto, Ibarreche, Batasuna y ETA, sin nadie que les tosa, se disponen a engullir Navarra para empezar a formar esa Euskal Herría con la que sueñan desde siempre.

Joaquín Vila

Director de EL IMPARCIAL

JOAQUÍN VILA es director de EL IMPARCIAL

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios