www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Barceló en la ONU

Luis Racionero
x
luisracioneroterraes/13/13/19
jueves 20 de noviembre de 2008, 22:12h
Veinte millones por decorar una cúpula no es una cifra baladí, aunque la sufraguen un consorcio de empresas privadas al 60 por ciento y dinero estatal al 40 por ciento. Son tres mil trescientos veinte millones de pesetas. Como el pintor Barceló se niega a desvelar lo que ha cobrado, hemos de suponer que en materiales sólo se hayan ido trescientos millones y los otros tres mil quizás hayan sido para él. Si es así, enhorabuena, le tocó el gordo.

Dejando aparte los argumentos partidistas de que se usó medio millón de euros que iban para ayuda a países pobres, lo cual es grave, y de que la presencia de España en una sala de la ONU quizás valga tres mil millones de pesetas, me atrae el tema porque coincide de lleno con un ensayo que estoy escribiendo ahora mismo: el arte y el mercado, o cómo valorar las obras de arte.

Ahora mismo el arte se valora como las acciones en la bolsa: por pura especulación. Las obras no valen ni por su utilidad (teoría de Marshall) ni por su trabajo incorporado (teoría de Ricardo y Marx) sino por su valor cambio: Y como hay un exceso de demanda sobre la oferta, el precio de los cuadros sube hasta donde quiera llegar la demanda.

Si un cirujano de la más alta categoría está cobrando, pongamos, seis mil euros por hora de su trabajo en el quirófano, ¿qué debe cobrar un pintor? pues seis mil euros por el número de horas que dedique a pintar el cuadro. Ocho horas al día por 20 días al mes por seis mil la hora da 960.000 euros o sea un millón de euros, no veinte. ¿Cuántos meses se ha pasado el pintor bajo la cúpula?.

Me dirán que algún futbolista cobra diez millones de euros por temporada y es cierto, pero son muy pocos y su vida útil dura diez años, no setenta como Picasso. Algo hay desmesurado en este mercadeo actual del arte. Y ya que nuestro eximio ministro de exteriores osa comparar esta cueva del Drach en colorines con la Capilla Sixtina, que se entere de lo que cobró Miguel Angel, para tener una referencia de lo que puede valer su encargo en valor uso y hasta en valor marxista de trabajo incorporado.

Luis Racionero

Escritor

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios