www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

España, objetivo de Al-Qaeda

jueves 27 de noviembre de 2008, 01:32h
Los servicios secretos occidentales hace tiempo que tienen puestos sus ojos en internet. No en vano, la red es el medio utilizado por terroristas de medio mundo para comunicarse, exhibirse e intercambiar valiosa información. Precisamente el último vídeo de Al-Qaeda ha sido dado a conocer a través de páginas yihadistas. En dicho vídeo, más de lo mismo; fanatismo a ultranza, y amenazas erga omnes. Conminan a la comunidad internacional a que se retire de Afganistán e Iraq, reclaman la destrucción de Israel, y abominan contra quienes, a su juicio, “insultan a nuestra fe y a nuestro profeta”. La secuencia es un burdo fotomontaje que incluye diversas banderas sobre un fondo en llamas.

Como no podía ser de otra manera, aparece la bandera estadounidense, el enemigo a batir. También la de la ONU, quizá por ignorancia -lo que no es descartable- o tal vez en un claro intento de dejar patente que su objetivo es el mundo entero. Pero esta ocasión, al lado de la bandera norteamericana ondea la española. Ergo, objetivo España. No es de extrañar, viniendo de quien viene. Son terroristas. Y a los terroristas se les combate con el imperio de la ley en la mano y no con buenas palabras. Quien ha sido capaz de perpetrar matanzas como las de las Torres Gemelas en Nueva York, la estación de Atocha en Madrid o el Metro de Londres no parece un interlocutor demasiado válido para entablar un diálogo. Está muy bien la cooperación internacional y la ayuda al desarrollo de países en vías de desarrollo. A tal fin existen las misiones de cooperación. Pero hay otra serie de tareas que exigen misiones bien distintas. Ese es papel del ejército, combatir las amenazas que ponen en peligro a toda la sociedad. Ni Exteriores es una ONG, ni las fuerzas armadas un grupo de boy scouts, por más que desde el ejecutivo de Zapatero se quiera edulcorar con semejantes ingredientes esa gran entelequia llamada Alianza de Civilizaciones. No nos atacan porque hayamos estado en Iraq y ahora nuestras tropas se encuentren en Afganistán. La preposición está mal escogida. Nos atacan para imponernos un régimen totalitario y teocrático. Están contra Occidente y los valores que representa de libertades y derechos. Esa es la triste y espantosa realidad. Lo demás son pretextos. Y cuanto antes lo asumamos, menos mal para todos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.