www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Un hombre intentó asesinar a su ex mujer este sábado y el sistema no lo detectó

Interior investiga si las pulseras con GPS de los maltratadores funcionan

domingo 30 de noviembre de 2008, 18:46h
El Ministerio del Interior investiga si hubo algún fallo en el dispositivo de localización que llevaba en la muñeca el preso que ha matado este sábado en Pontevedra a su actual novia aprovechando un permiso carcelario. El agresor llevaba un dispositivo de GPS en su muñeca programado para que se activara una alarma en el momento en el que se acercase a la zona de exclusión establecida, en este caso las proximidades del domicilio de su ex mujer, de la que tiene una orden de alejamiento tras haber sido condenado por amenazarla.

Miembros de la unidad de vigilancia electrónica comprobaron, nada más ocurrir el suceso, que el GPS funcionaba por lo que ahora tratan de determinar por qué no saltó la alerta. El delegado del Gobierno para la Violencia de Género, Miguel Lorente, asegura que "los datos que tenemos es que parece que no se ha disparado el sistema de alarma o alerta".

"Los datos que tenemos es que parece que no se ha disparado el sistema de alarma o alerta" que llevaba el preso, ha dicho Lorente, quien ha indicado que es una información "muy indirecta" y que "el Ministerio de Interior está investigando los hechos para ver lo que ocurrido".

Este último caso de violencia doméstica ha puesto de manifiesto la ineficacia de estos dispositivos, en los que el Gobierno va a invertir hasta cinco millones de euros el año que viene.

El pasado 21 de noviembre, el Ejecutivo dio luz verde en Consejo de Ministros a la implantación de una pulsera electrónica con GPS para los maltratadores, si así lo acuerda el juez, de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género. En el texto se recoge que, al objeto de garantizar las órdenes de alejamiento de los maltratadores “podrá acordarse la utilización de instrumentos con la tecnología adecuada para verificar de inmediato su incumplimiento”.

El presupuesto para el año 2009 de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género contempla una partida de 5 millones de euros para la compra de dispositivos electrónicos que permitan controlar, vía GPS, el cumplimiento de las medidas de alejamiento impuestas a los maltratadores. Las previsiones apuntan a que este sistema tecnológico comience a funcionar el año que viene.

El objetivo de la medida, según el Ministerio de Igualdad, es triple: por un lado supone una labor intimidatoria sobre el agresor, por otro dar tranquilidad y seguridad a la víctima y por último, servir como prueba para comprobar que se ha producido un quebrantamiento de la orden de alejamiento. Sólo el año pasado se dictaron en España más de 37.000 resoluciones judiciales de este tipo.

Ya fue denunciado hace un año

Algo parecido denunció a principios de este año uno de los hombres que lleva este dispositivo de aviso. Se trata de Andreu Rexach, quien reconoció al Diario de Mallorca que "hace seis meses que llevo la pulsera, a veces me acerco a casa de mi ex mujer y la Policía nunca ha venido a por mí".

Teóricamente, si se acercaba a menos de 500 metros de su ex mujer, se activaría un mecanismo de alerta y los agentes lo detendrían de forma inmediata por incumplir la orden de alejamiento. Sin embargo, cuando acude a la casa para ver a sus hijos "la pulsera nunca ha pitado". Por ello, considera que "este sistema es un engañabobos, no sirve para nada".

50.000 mujeres registradas

El Ministerio del Interior tiene registradas cerca de 50.000 mujeres maltratadas en el Sistema de Seguimiento Integral de Víctimas, aplicación informática que permite un mayor control de las medidas de protección a las víctimas que han presentado una denuncia y que actualiza de manera permanente sus niveles de riesgo, según datos oficiales.

Las provincias con mayor número de mujeres controladas por el Ministerio del Interior son Madrid (8.483), Valencia (3.284), Alicante (3.198), Murcia (2.088) y Málaga (1.987).

Además, el Gobierno protege, a través del servicio de teleasistencia móvil, en la actualidad a 10.300 mujeres víctimas de la violencia de sus ex parejas. Desde su puesta en marcha en 2005, más de 16.000 mujeres han utilizado este sistema, que consiste en un teléfono móvil con GPS que les permite estar localizadas las 24 horas del día y conectar con un centro preparado para asistirlas con sólo pulsar un botón.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios