www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Partidos

El Getafe mereció más de un empate en su visita a Riazor

viernes 08 de febrero de 2008, 18:05h
Durante los primeros instantes, el encuentro se desarrolló en el centro del campo donde el Getafe mostró un mayor control y calidad, pero careció de profundidad y de remate. Por lo que el dominio azulón era ineficaz. Los únicos lanzamientos de los de Laudrup llegaban desde larga distancia y que no llegaron a comprometer al joven guardameta Fabricio.

El Deportivo, por su parte, esperaba rezagado con un sistema bastante defensivo, ya que Lotina alineó a cinco defensas. Este sistema limita el fútbol de los gallegos, pero les da una gran seguridad defensiva. Ante esta situación, el peligro blanquiazul se reducía a algunos contragolpes y a balón parado.

Cuando parecía que el partido llegaba al descanso con un aburrido 0 - 0, el Deportivo aprovechó una jugada a balón parado para abrir el marcador. El defensa Pablo Amo remató de cabeza y el balón fue hacia dentro del área pequeña donde Mario se introdujo el balón en su propia portería.

Uche, revulsivo
Ante este varapalo, los madrileños salieron con más mordiente en la segunda parte. El técnico danés se la jugó y sacó al nigeriano Uche, que regresaba tras un mes fuera del equipo por estar diputando la Copa África. Con esta sustitución el Getafe logró tener más presencia en el área rival.

A los coruñeses les faltó tranquilidad para controlar su ventaja y estuvieron a merced del equipo del sur de Madrid que realizó un gran segundo periodo.

Uche hizo el gol del empate de un soberbio lanzamiento que se coló por la escuadra. Minutos después en un tres para uno, tuvo en sus botas el tanto que hubiera supuesto la victoria de los de Laudrup, pero el africano pecó de individualista y De Guzmán le robó el balón ante la desesperación de sus compañeros libres de marca.

Lo más destacable por parte coruñesa fue el debut del sueco Wilhemsson que salió en el minuto 65 dejando algunos destellos de calidad.

El Getafe pudo llevarse el partido por el nerviosismo de los Lotina, siempre estuvo cerca del gol, pero escaseó de acierto y al final logró un punto que le da moral para afrontar el viaje a Atenas, donde los azulones disputarán el partido de ida de la eliminatoria de la Copa de la UEFA.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios