www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Cuatro "padrinos" muertos en un año

¿Quién está "limpiando" la mafia de Córcega de sus jefes históricos?

sábado 14 de febrero de 2009, 18:19h
La isla francesa de Córcega se caracteriza, además de por sus encantadores rincones mediterráneos, por el independentismo y la mafia. Diversas bandas mafiosas se disputan el poder de la extorsión y la corrupción. En los últimos meses, cuatro dirigentes de la legendaria mafia “Brise de Mer” han sido asesinados de manera violenta. ¿Se trata de ajustes de cuentas entre bandas mafiosas rivales o son los jóvenes cabecillas quienes quieren deshacerse de los jefes históricos? Los expertos trabajan con todas las hipótesis sobre la mesa.
Desde la pasada primavera, cuatro grandes mafiosos corsos han sido asesinados. El 23 de abril de 2008, Richard Casanova, de 48 años, recibió un tiro mortal cuando se dirigía a por su coche en Porto Vecchio. Menos de tres meses después, el 6 de julio, Daniel Vittini (56 años) fue ejecutado con dos balas en la espalda, una en la nuca y otra en la cabeza cuando acudía a casa de unos amigos en Poggio de Venaco. Con el nuevo año, el 15 de enero, Francis Mariani, de 59 años, murió en la explosión de un hangar de la Alta Córcega. Y, el pasado martes 10 de febrero, Pierre-Marie Santucci fue alcanzado por una bala cuando se disponía él también a coger su coche a 20 kilómetros al sur de Bastia.

De izquierda a derecha, Daniel Vittini, Francis Mariani y Pierre Marie Santucci.
De izquierda a derecha, Daniel Vittini, Francis Mariani y Pierre Marie Santucci.


Los cuatro eran los principales "padrinos" de La Brise de Mer, la banda mafiosa corsa que lleva el nombre de un café del viejo puerto de Bastia donde sus miembros se reunían hace 30 años. Según la Policía, estos asesinatos han sido cuidadosamente preparados por profesionales del crimen. Sus intenciones se desconocen de momento aunque se sospecha de una intensa lucha por el poder del horror en la isla.


Viejo puerto de Bastia. Córcega.
Viejo puerto de Bastia. Córcega.


Algunas fuentes policiales creen que se busca el fin de la legendaria La Brise de Mer que lleva desde los años 80 reinando en la Alta Córcega. Entre sus actividades favoritas, además de sus relaciones con el independentismo corso, los robos millonarios, tanto en la isla como en la Europa continental. La Brise de Mer fue la autora, en marzo de 1990, del histórico saqueo a la Unión de bancos suizos a la que le sustrajo 125 millones de euros. El botín nunca fue encontrado y el ladrón, Richard Casanova, ahora está muerto. Además, La Brise de Mer se dedicaba a la extorsión, al crimen, al negocio del juego y al de la noche.

Dicen las mismas fuentes que, con el asesinato de Santucci, se acabó con el último pilar de la banda todavía en activo. Los demás cabecillas se encuentran en prisión. De momento, es difícil averiguar quién está detrás de todos estos asesinatos. En la isla siguen operando diversas bandas que aspiran a ocupar las ruinas de La Brise y que se disputan el control de Córcega.

Esta lucha explica el aumento de los ajustes de cuentas en esta isla de 300.000 habitantes (un tercio de la población de Mallorca). Así, durante 2008, y según cifras oficiales, se perpetraron en Córcega un total de 21 asesinatos, 14 más respecto al año anterior. A comienzos del año pasado se hablaba de La plaine orientale como la principal banda mafiosa que participaba en estos ajustes de cuentas. Sin embargo, sus capos, los hermanos Federicci, están ahora entre las rejas de la cárcel. Ahora, otra banda parece estar haciéndose fuerte. Son los truhanes del clan Petit bar. Los miembros de esta mafia implantada en el sur de la isla se reúnen ahora en Ajaccio del mismo modo que hace unos 80 años lo hacían los "padrinos" ahora asesinados en el café La Brise de Mer del viejo puerto de Bastia.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios