www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

¿Cómo van a pagar su aborto las niñas?

Javier Cámara
x
javiercamaraelimparciales/12/12/24
jueves 12 de marzo de 2009, 22:49h
Nada nuevo bajo el sol. No me parece muy novedoso el plan de la ministra de Igualdad para que se pueda abortar libremente en este país porque, “en cierta medida”, no deja de ser más de lo mismo.

La legislación actual permite abortar a prácticamente todas las mujeres que lo deseen amparándose en ese coladero que es el supuesto del riesgo psicológico para la madre. Por otra parte, parece que ha habido consenso porque, aunque el PP la recurriera en su momento, después gobernó durante ocho años sin modificarla un ápice.

La verdad es que esta ampliación o modificación de una ley para que se convierta en derecho poder acabar con la vida de un niño es un aspecto polémico, controvertido, difícil, que divide a la sociedad y que, por cierto, el PSOE no incluyó en su programa electoral, perfectamente conocedor de que le podría hacer perder votos.

También es posible que haya sido una simple excusa –costoso pretexto– para darle sentido a un ministerio que no lo tiene. No hay nada que genere más desigualdad que un ministerio feminista de Igualdad.

Decía al comienzo de estas líneas que no me parecía novedoso “en cierta medida” porque después de leer las conclusiones de la subcomisión presentadas al Gobierno por Bibiana Aído me ha surgido una duda, ¿para quién está hecha esta nueva ley?

No quiero ponerme a pensar y llegar a la conclusión de que las más beneficiadas con este texto van a ser las clínicas abortistas y no las madres, pero el hecho de que en el comité de expertos se tuviera más en cuenta las opiniones de estos empresarios que las alternativas de grupos pro vida me hace pensar en esa dirección.

Aun así, lo que más me preocupa, me quema, me inquieta y realmente me produce un gran desasosiego, es pensar en esa niña de 16 años que va a acudir a uno de estos centros para abortar porque no quiere que sus padres se enteren de que ha mantenido relaciones sexuales y se ha quedado embarazada.

Y digo yo: ¿Cómo piensa pagar esta niña –sin oficio ni beneficio– los 500 euros de media que cuesta esta intervención? ¿Qué facilidades de pago se van a ofrecer a estas menores de edad? ¿Se podrá pagar con cómodos plazos de 20 euros a la semana –“la paga”– hasta saldar la deuda adquirida? ¿Se emitirá una factura?

Antes de empezar a imaginar a qué puede verse obligada una niña para conseguir el dinero, espero que sin los apoyos en el Congreso de PNV –muy enfadado con el PSOE–, del BNG y alguna formación política más disgustada con la deriva de este Gobierno, el plan de Aído no tenga mucho recorrido.

Javier Cámara

Redactor Jefe de El Imparcial

JAVIER CÁMARA es periodista

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios