www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

el peligro de la flota

¿Vigilantes jurados para hacer frente los piratas de Somalia?

viernes 01 de mayo de 2009, 14:52h
Ante el preocupante crecimiento de los actos piratas en Somalia, los marinos civiles que operan en la zona están planteándose contratar seguridad privada para integrarla en sus tripulaciones, una opción que debe ser estudiada detenidamente por las autoridades.
Tan sólo en 2008 se produjeron 293 ataques piratas en el Golfo del Adén, 139 con el empleo de armas. Como si de una industria se tratara, la piratería es un negocio rentable en Somalia en el que “trabajan” unas 2.000 personas. Se estima que la cantidad pagada por los rescates de buques secuestrados en 2008 supera los 150 millones de dólares.


frangata NumanciaEste espectacular crecimiento del “terrorismo marítimo” en la zona del Cuerno de África es uno de asuntos que más preocupa a la comunidad internacional. La Unión Europea, la ONU, la OTAN y otras armadas como la de la India intervienen ya en la zona con la participación de buques de guerra. La Armada española está representada en la actualidad por la fragata “Numancia” y el petrolero de flota “Marqués de la Ensenada”, participantes en la Operación Atalanta, y la fragata “Blas de Lezo”, integrada en la fuerza permanente de la OTAN SNMG-1 (Standard NATO Response Force Maritime Group núm. 1) .

Gracias a la presencia militar, se han podido evitar secuestros y detener a numerosos piratas pero en un teatro de operaciones de tan grandes dimensiones, “no es posible” aportar una completa seguridad, tal y como ha reconocido recientemente la ministra de Defensa, Carme Chacón. La zona del Golfo de Adén donde operan los piratas es de una longitud aproximada de 700 millas y la costa oriental tiene unas 1.500 millas. En definitiva, la extensión es prácticamente igual a la de todo el Mediterráneo.

Ante esta situación, los armadores buscan soluciones. Algunos se están planteando cambiar las rutas de sus barcos. En lugar de utilizar el canal de Suez para llegar al Índico, están considerando pasar por el cabo de Buena Esperanza, un nuevo trazado de rutas que supone más coste y algunos buques no están preparados para ello.

Por eso, muchos desean mejorar sus propias medidas de seguridad individual incorporando a sus tripulaciones elementos de protección armada. Los militares, ha indicado la ministra, no pueden llevar a cabo esta labor. Pueden ser designados para crear un corredor de seguridad y para establecer convoyes, o bien para escoltar una embarcación durante un tiempo pero, en ningún caso, pueden incorporarse a la dotación de un barco para ofrecer este servicio.

Es aquí donde entran en juego las empresas privadas. En una reunión con representantes del Ministerio de Fomento, Defensa e Interior, algunos navieros comentaron su intención de contratar unidades de seguridad extranjeras que ya tienen experiencia en esta zona. La solicitud de servicios de “paramilitares” es ya una realidad en las costas de Somalia. La polémica empresa estadounidense de mercenarios Blackwater ya tiene a un barco anti-pirata navegando por el Cuerno de África, “The McArthur”. Otras empresas, como Hart Security o Hollowpoint Protectives Services, han sido contratadas también para operar en aguas somalíes.



El problema está en los métodos de defensa que emplean y en las armas que usan para combatir a los piratas. Según han explicado a este periódico fuentes del Ministerio del Interior, los barcos con bandera española deben cumplir la Ley de Seguridad Privada al igual que cualquier otra empresa del territorio nacional. Así, deben solicitar una autorización a este departamento, que estudiará caso por caso, para integrar agentes que cumplan los requisitos establecidos. La norma, que no hace referencia expresa a la seguridad privada en alta mar, obliga a contratar empresas de seguridad habilitadas por Interior, las que habitualmente ofrecen estos servicios en nuestro territorio a bancos, y establece que el agente debe utilizar armas cortas. En definitiva, concluyen las fuentes citadas, “la seguridad privada que pueden llevar los buques es similar a la que transporta el dinero de los banco en un furgón blindado”.

Pero, ¿sirven estas armas para enfrentarse a los piratas que disponen de fusiles, lanzadores de granadas y misiles anticarro? Para el director general de la Asociación de Navieros Españoles (ANAVE), Manuel Carlier, esto podría ser incluso “contraproducente” y perjudicial para la seguridad de los barcos ante el acecho de un esquife pirata. Además, habría que plantearse la conveniencia de llevar armamento en buques gaseros o petroleros ante el peligro de un incendio o explosión a bordo.

Además, ante esta situación, reconocen a EL IMPARCIAL otras fuentes de la Marina civil, podrían darse conflictos de autoridad porque en un buque el capitán es el que manda y, con un agente de seguridad a bordo, la toma de decisiones sería más complicada.

De momento, algunas informaciones apuntan que Tyco Marine, la filial española de la compañía Tyco Telecommunications, ya ha contratado 10 agentes para dar seguridad a un barco que opera en la costa de Kenia. El “Teneo” se encarga de desarrollar un importante proyecto de esta empresa que consiste en instalar un cable submarino en esta zona. Navega a muy baja velocidad y no puede tener la atención constante de los buques militares. Este periódico se ha puesto en contacto con la empresa, que ha declinado hacer comentarios públicos respecto a sus planes de seguridad.

Se trata de un servicio que también podría estar ofreciendo la empresa Eulen que, al parecer, está planificando una nueva área de negocio que le reportaría grandes beneficios. Eulen también ha rechazado la invitación de nuestro periódico para profundizar sobre esta interesante cuestión. "Por la propia especificidad de nuestro trabajo, tenemos por norma no dar información sobre si trabajamos o no, en qué escenarios y para qué clientes. Preferimos mantenernos en la esfera de la discreción", han argumentado fuentes de la compañía a EL IMPARCIAL.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios