www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Reunión joyeros

La criminalidad en Madrid sube 30 puntos en un año

martes 19 de febrero de 2008, 14:41h
Tras la reunión mantenida con el gremio de joyeros de Madrid, Astarloa ha explicado que decía "nos tememos" porque "no hay manera" de que el ministro de Interior, Alfredo Rubalcaba, dé los datos oficiales del incremento de la criminalidad, en particular los correspondientes al 2007, que, dijo, tiene guardados bajo siete llaves y no vamos a conocerlos antes del próximo 9 de marzo.

En la capital española, el robo con fuerza ha subido más de 13 puntos en un año, el tráfico de drogas más de un 37, los delitos contra la libertad sexual, más de un 21 y los delitos contra las personas suben más de 11.

Estas cifras de "escalofrío" están contenidas en las respuestas parlamentarias que el Gobierno ha ido facilitando a lo largo del 2007, ha añadido Atarloa, tras indicar que para el PP es una absoluta prioridad el tema de la lucha "sin cuartel" contra la criminalidad y que por ello van a llevar a cabo una reforma profunda de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, del Código Penal y de la Ley del Menor.

Ha añadido que en el programa electoral del PP se preconiza el cumplimiento íntegro de las penas, y para ello quieren extender lo que en el año 2003 se aprobó para el terrorismo a los delitos muy graves, a los de bandas organizadas y a los que están generando una especial alarma social.

A la reunión ha asistido también el consejero de Interior de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados, quien al igual que Astarloa ha acusado a Interior y al ministro Rubalcaba de no facilitar los datos sobre la criminalidad.

A su juicio, Madrid vive una "escalada de inseguridad insoportable" y el Gobierno de Zapatero no ha hecho nada por atender las demandas del gremio de los joyeros que se enfrentan en estos momentos a una "drama familiar y humano" ya que muchos de ellos se ven obligados a cerrar sus negocios.

El secretario general del gremio, Armando Rodríguez, ha calificado también de "escandalosas" las cifras sobre criminalidad y ha recordado que en Madrid se cometen diariamente 120 delitos contra establecimientos.

En su opinión, esta realidad requiere una respuesta inmediata y es "esencial" la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal para evitar que un delincuente siga delinquiendo a pesar de haber sido detenido 50 veces con anterioridad, como, ha asegurado, ocurre ahora.

Rodríguez ha defendido el derecho de los dueños de comercios y establecimientos a trabajar en libertad y que no se vean humillados en el ejercicio de su trabajo.