www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Las diferencias entre Zapatero y Florentino Pérez

domingo 14 de junio de 2009, 18:15h
Mucha gente se muestra alarmada ante los millonarios fichajes de Cristiano Ronaldo y Kaká por el Real Madrid. Sin duda, gastarse más de 150 millones de euros en contratar a dos jugadores de fútbol suena a despilfarro y chirría en tiempos de crisis. Pero el nuevo presidente está convencido de que ese dinero resultará una inversión más que rentable.

Los cálculos que hace Florentino Pérez pasan por crear un equipo de fútbol que aspire a lograr cualquier título; lo que supone jugar bien, ganar partidos, llenar el estadio y, de paso, la caja. Y, además, como ya demostró en su anterior etapa, aprovechar la fama de sus jugadores para el llamado “merchandising”: sólo con la venta de camisetas es capaz de pagar el sueldo de sus estrellas.

Ya en su etapa anterior logró suculentos beneficios para el club, después de contratar a Zidane, Figo, Beckham y compañía. Y lo que es más importante para los seguidores, consiguió una Copa de Europa y un par de Ligas. Florentino Pérez sólo cometió un error: marcharse por la puerta trasera cuando nadie se lo esperaba y sin que nadie se lo pidiera. Un error absurdo que olvidarán pronto los aficionados si es capaz de volver a convertir al Real Madrid en el mejor equipo del mundo. Va camino de ello, aunque no resultará fácil superar al Barcelona de Messi con sus tres títulos en la buchaca. Laporta, sin embargo, empieza a ponerse nervioso.

Nadie discute, pues, lo éxitos de Florentino Pérez ni como empresario ni como presidente del Real Madrid. No es el caso de José Luis Rodríguez Zapatero a la hora de los fichajes y, todavía menos, a la hora de invertir el dinero de los contribuyentes.

Y si Ronaldo y Kaká, los últimos fichados por Florentino Pérez, son, sin discusión, dos de los mejores jugadores del mundo, no se puede decir que Leire Pajín y Bibiana Aído, las últimas estrellas del equipo de Zapatero, se encuentren entre las más brillantes y mejor preparadas de la clase política mundial, ni española, ni siquiera provincial. Ni una ni otra han conseguido todavía regatear a nadie y todos los goles se los han marcado en propia puerta. El aborto libre a los 16 años y el histórico acontecimiento planetario son sólo dos de las tarjetas rojas que se ha ganado el PSOE en la última campaña electoral.

Pero la comparación más odiosa entre Florentino Pérez y Zapatero está en las inversiones. Ha quedado demostrado, al menos hasta ahora, que los fichajes del nuevo presidente del Real Madrid, por exagerados que puedan parecer, resultaron siempre rentables. Y, de momento, ni uno sólo de los cientos de millones de euros empleados por Zapatero para atajar la crisis ha logrado su objetivo. El presidente del Gobierno ha saqueado el tesoro público para maquillar ligera y provisionalmente las cifras del desempleo y, de paso, para contentar a los sindicatos, los únicos aliados que le quedan. Eso sí, ha multiplicado sin rubor el déficit público, todo un baldón de la economía española para los próximos años. España, gracias a Zapatero, no estará en mucho tiempo en la Champions League. Pero el Real Madrid, gracias a Florentino Pérez, puede ganar la próxima.

Las comparaciones son odiosas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.