www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Mañana nueva encíclica

domingo 05 de julio de 2009, 14:29h
Mañana, siete de julio, a las once y media, se presentará en Sala de Prensa de la Santa Sede la tercera Encíclica de Benedicto XVI con el título “Caritas in veritate”(Caridad en la verdad). La presentación la harán el Cardenal Renato Raffaele Martino y el Obispo Giampaolo Crepaldi, Presidente y Secretario, respectivamente, del Pontificio Consejo Justicia y Paz.

Una Encíclica es una carta solemne que el Papa dirige a los obispos y fieles católicos de todo el mundo y la que se publica mañana, se hace coincidiendo con la reunión que se celebra en estas fechas en la ciudad italiana de L´Aquila del G-8, es decir de los países más industrializados del mundo.

El Papa firmó la Encíclica el pasado lunes 29 de junio, festividad de San Pedro y San Pablo, los patronos de la Iglesia de Roma. Un documento pontificio, el tercero de Ratzinger, en el que partiendo de argumentos de la ley moral natural, se dirige a los católicos y no católicos con el fin de enfrentarse a los males de la sociedad. Una Encíclica que esta dividida en dos grandes partes, aunque contiene cuatro capítulos. La primera parte examina las enseñanzas que dejaron Pablo VI, con su “Populorum progressio”, escrita en 1967, y de Juan Pablo II con su Encíclica “Sollicitudo rei socialis”, publicada en 1988, ambas en el campo de la Doctrina Social de la Iglesia, “como luz necesaria a un mundo que busca desesperadamente esperanza y caridad”. En la segunda recorre las grandes amenazas que se ciernen sobre la humanidad de nuestros días. El punto de partida es la falta de consideración de la dignidad de la persona humana y su conclusión es el ataque a la propia vida humana, la pobreza, la guerra, el terrorismo y el medio ambiente.

Ratzinger muestra en este importantísimo nuevo documento pontificio, los principios morales para afrontar estos problemas sociales y económicos, promoviendo una verdadera cultura de la vida y de la paz. Hace unos días Benedicto XVI subrayó que con esta Encíclica pretende “profundizar” en algunos aspectos del desarrollo integral del hombre actual por lo que aboga por “progreso sostenido, con pleno respeto a digitad humana y de las exigencias reales de todos los seres humanos”. El Papa dijo también que la Encíclica se fija especialmente en “los valores que los cristianos promueven y defienden sin descanso en defensa del hombre, necesarios para que se pueda llevar a cabo un convivencia humana verdaderamente libre y solidaria”.

La Santa Sede no da “puntada sin hilo” y como decíamos antes, ha escogido el momento ideal para la publicación del documento papal. Seguro que a los líderes del G-8 les entregarán en el L´Aquila un resumen muy detallado de la Encíclica, cuando tienen que tomar decisiones muy importantes sobre la crisis mundial.

Este Papa, del que muchos esperaban muy poco, ha escrito ya otras dos Encíclicas: “Deus caritas est”(Dios es amor) en 2006, y “Spe salvi(Salvados por la esperanza), en 2007. Lecciones para aquellos incrédulos de primera hora.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios