www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Comunidad, gobierno y ayuntamientos

Aguirre suscribe un acuerdo "histórico" sobre el futuro de la Cañada Real Galiana

miércoles 08 de julio de 2009, 12:37h
El Gobierno regional, la Delegación del Gobierno, y los consistorios de Madrid, Rivas y Coslada han llegado a un acuerdo "histórico" para cambiar el estatus de la Cañada Real Galiana. Así, dejará de ser una vía pecuaria de dominio público para convertirse en un bien patrimonial de la Comunidad de Madrid, donde los ayuntamientos serán los encargados de realizar la ordenación de sus territorios.
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, explicó este miércoles que, según el preacuerdo "histórico" alcanzado para legalizar la vía pecuaria de la Cañada Real Galiana, los ayuntamientos serán los encargados de realizar la ordenación de sus territorios, una vez se haya desafectado el suelo, mientras que el resto de administraciones, entre ellas, el Gobierno regional, se encargarán de las medidas sociales.

Así lo señaló tras entregar las llaves de más de 270 viviendas protegidas en Madrid y Torrejón de Ardoz y acompañada de su consejera de Vivienda y Ordenación del Territorio, Ana Isanel Mariño, después de que ayer se conociese este principio de acuerdo que permitirá después de muchos años legalizar los terrenos en los que viven más de 40.000 personas.

"Me comprometí a presentar un proyecto de ley que fuera fruto del consenso entre las distintas administraciones, los ayuntamientos afectados y los distintos grupos políticos", recordó la presidenta en relación a la iniciativa que presentó en la Asamblea de Madrid, y donde aseguró que se alcanzaría este acuerdo antes de verano. Ahora, en pleno julio, fuentes del Gobierno regional aseguraron que el texto irá o bien en el Consejo de Gobierno de mañana o en el de la próxima semana.

A su juicio, con este principio de acuerdo, aunque "no hay que echar las campanas al vuelo", se "va por buen camino" y es una solución "a este problema que durante tantos años ha estado lastrando a Madrid, una Comunidad que está en la vanguardia de todo, económicamente la número uno de España, y una de las primeras de Europa", indicó Aguirre.

Precisamente, señaló que, en su opinión, la región que ella gobierna tenía este "lastre, este baldón, que es la instalación ilegal de tantas personas y tantas familias con problemas sociales y problemas de exclusión, problemas muchas veces de delincuencia, en cuya raíz muchas veces está la ilegalidad de la situación de esas viviendas", añadió. Por ello, apuntó que han dado "pasos adelante importantes" que van por el camino de acabar con "la ficción y con la falsedad de decir que la Cañada Real era un paso de ganado", ya que, según indicó la responsable del Ejecutivo autonómico, hace que no pasa ganado por la Cañada Real "probablemente 40 ó 50 años". "Hay que terminar con esa hipocresía", apostilló.

De ahí que aclarara que los ayuntamientos tienen que ordenar cada uno en su territorio urbanísticamente y el resto de las administraciones harán "las medidas sociales que sean necesarias para integrar a todas las personas y sacarlas a muchas de ellas de la indigencia, de la exclusión y, muchas veces, de la delincuencia". Todas las partes implicadas, incluida la Delegación del Gobierno en Madrid, se reunieron ayer para alcanzar este principio de acuerdo. Tras terminar el encuentro, el Ayuntamiento de Madrid dio a conocer la noticia, algo que ha provocado, según fuentes cercanas a la negociación, cierto "malestar" en la filas del Gobierno regional, que, según aclaran, están tratando este tema desde la "responsabilidad".

Desde el primer momento, la presidenta de la Comunidad de Madrid ha destacado que quieren llevar el asunto en consenso con todas las partes. La semana pasada, el Partido Socialista de Madrid ya se desmarcó presentando un proyecto para buscar una solución a la Cañada -muy parecido al que ahora propone el Gobierno autonómico- y ayer, el Ayuntamiento de la capital se desmarcó del resto anunciando el principio de acuerdo.