www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

saldrá al mercado en 2010

Jaguar XJ cambia de piel y se renueva por fuera y por dentro

viernes 10 de julio de 2009, 11:44h
Jaguar. Uno escucha el nombre de la marca de coches y se le representa una imagen muy clara del coche que es. El diseño del XJ prácticamente no ha cambiado desde que lo ideó Sir William Lyon. Hasta ahora.
Porque Jaguar ha escuchado al público, que sigue apreciando la calidad y la imagen de la marca, pero que ha dejado de elegirlo a la hora de comprar. Las ventas caen y la casa estaba abocada a aferrarse al pasado para convertirse en pasado o seguir adelante con nuevos bríos. Y ha elegido esto último. ¿Tenía alternativa, acaso?

El nuevo diseño es, en primer lugar, nuevo, lo que es, permítannos la redundancia, una novedad. Es decir, una nueva, una noticia. Pero hay más. Porque no sólo el diseño ha cambiado, es que es mejor, más moderna, más atractiva e igualmente elegante. Y la habitabilidad del Jaguar, que no era ciertamente uno de sus puntos fuertes, ha dejado de ser un inconveniente. De hecho caben cinco pasajeros con total comodidad.

Jaguar XJ

El nuevo XJ tiene elementos que recuerdan al XF, como la rejilla trapezoidal, pero es, en verdad, distinto y más refinado. Una prominencia ligera en el capó recuerda al diseño antiguo, con lo que la marca, a la vez que rompe con la anterior concepción del coche, hace un guiño a la continuidad. El sistema de sonido (un Bowers&Wilkings de 1.200W), aseguran varios analistas que han tenido la oportunidad de catarlo, es sencillamente espectacular.

El uso de aluminio y metales en aleación permite a Jaguar crear un coche relativamente ligero para su tamaño. El uso de nuevos materiales está encaminado a obtener una mayor robusteza, un acabado más refinado y una seguridad mejor.

El coche se ofrece con cuatro motorizaciones. El 510PS AJ-V6D Gen III de 5,0 litros tardará 4,9 segundos en ponerse a 100 kilómetros por hora. También cuenta con dos V8 470PS y 385PS. También tiene un motor diesel 275PS AJ-V6D Gen III de 3,0 litros con dos turbos secuenciales. Una opción interesante, ya que ofrece la experiencia de conducción propia de Jaguar, con una aceleración de 0 a 100 en 6,4 segundos, y unas emisiones muy controladas: 184 gramos al kilómetro de CO2.