www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EN LA empresa privada Jianlong Steel Holding Company

Trabajadores chinos matan a golpes a un directivo de su empresa ante la amenaza de despido

lunes 27 de julio de 2009, 18:11h
Un grupo de trabajadores mató al golpear y arrojar desde un segundo piso al directivo de una compañía privada que pretendía comprar y recortar los puestos trabajo en la empresa siderúrgica estatal en que la que trabajan, informaron este lunes medios oficiales.
El suceso ocurrió el pasado viernes en la localidad de Tangshan, provincia de Hebei, en el transcurso del segundo intento por parte de la empresa privada Jianlong Steel Holding Company de comprar la compañía estatal Grupo Siderúrgico Tonghua

Chen Guojun, el directivo linchado de la mencionada empresa privada, que ocupa el puesto 150 entre las 500 compañías más grandes de China, había amenazado con despidos a los trabajadores de Tonghua en caso de concretarse la privatización.

El gobierno de Jilin, sede del Grupo Siderúrgico Tonghua, ha prohibido a Jianlong un nuevo intento de adquisición.

Y es que se trataba de la segunda vez que el grupo privado, con 17 filiales en China y sede en Pekín, intentaba -respondiendo a una orden del departamento de capital estatal de la provincia- hacerse con el control del gigante estatal, con 30.000 empleados.

Un primer intento de 2005 a 2008 y los inicios de la reestructuración afectaron duramente en plena crisis a unas 100.000 personas en el tradicional noroeste industrial de China, lo que originó muchas protestas.

La prensa oficial anunció este lunes que Chen encabezaba la delegación que comunicó a los trabajadores de Tonghua, que ocupa el 244 lugar entre las 500 mayores empresas chinas, y del que Jianlong iba a hacerse con el 65 por ciento, que recortaría el empleo y que pronto la empresa se llamaría Chen.

"Los trabajadores, muchos de ellos también accionistas, escuchaban que los que quedaran se beneficiarían por la subida continua del precio del acero", dijo un oficial de policía de apellido Wang al periódico China Daily. "Pero Chen les provocó al decir que la mayoría serían despedidos en el plazo de tres días", añadió la misma fuente.

Según el policía, el directivo de la siderúrgica privada compradora llegó a decir que los actuales 30.000 trabajadores de Tonghua se quedarían en 5.000, "lo que enfureció a la multitud".

Las protestas de los miles de trabajadores llevaron en los últimos días a la paralización de la actividad de una planta que produce al año siete millones de toneladas de acero.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.