www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

primer atentado con víctimas mortales

Eta no atenta en Baleares desde 1991

jueves 30 de julio de 2009, 19:36h
Este jueves, la banda terrorista ha asesinado a dos guardias civiles en la capital mallorquina, en el que constituye la novena acción terrorista de Eta este año. Los terroristas no actuaban en el archipiélago desde 1991.
La banda terrorista Eta no actuaba en Baleares desde el 30 de julio 1991, cuando cometió dos atentados contra viviendas de militares en Palma de Mallorca.

El primero de los atentados en Baleares se produjo al estallar un artefacto confeccionado con bombonas de butano en el número 68 de las calle Arquitecto Bennasar de la capital mallorquina, en un chalé en el que vivían cuatro alféreces de complemento. Hubo dos heridos leves.

Casi al mismo tiempo se registró una segunda explosión en la plaza de Puerta del Campo de Palma, al estallar un vehículo cargado con bombonas de gas butano y explosivos frente a una vivienda ocupada por quince familiares de militares. La explosión provocó heridos leves y desperfectos.

El 30 de octubre de ese año, otro coche-bomba fue descubierto y explosionado por miembros del Tedax en la calle Misión de San Diego, en la playa de Palma, frente a un hotel, donde fue abandonado tres meses antes. El vehículo portaba cuatro garrafas de gasolina y un temporizador, y al parecer era menos sofisticado y potente que los que explosionaron en julio.

Por estas acciones terroristas la Audiencia Nacional condenó el 14 de marzo de 2005 a 41 años y seis meses de prisión al etarra José Luis Urrusolo Sistiaga. En la sentencia se indica que este terrorista, "siguiendo los objetivos marcados por la organización (Eta) en el verano de 1991", se trasladó a Mallorca junto a otra persona para realizar "acciones contra personal militar mediante la colocación de artefactos explosivos".

Además de estos atentados, Eta intentó atentar contra el Rey Juan Carlos en dos ocasiones en Mallorca, una en el verano de 1995 y otra, en la Semana Santa de 2004.

El 9 de agosto de 1995, los etarras José Rego Vidal, Iñigo Rego, hijo del anterior, y José García Sertucha fueron detenidos por intentar atentar contra el Rey en Palma de Mallorca. Los terroristas llegaron a bordo de un velero al puerto de Alcudia el 17 de julio, procedentes de Niza, y alquilaron un piso en Puerto Pí, próximo al Palacio de Marivent, donde la Familia Real veraneó en el mes de agosto. A los detenidos les fue incautado un rifle con mira telescópica, diverso material explosivo, así como documentación sobre los movimientos de barcos de la Casa Real, la Armada y vehículos de su escolta. Los tres etarras fueron condenados a 109 años de prisión por la Audiencia Nacional el 21 de julio de 1997. En la sentencia se reflejó que el Rey estuvo en tres ocasiones en el punto de mira de los terroristas, pero no dispararon por no tener la huida preparada.

El 11 de febrero de 2005 fue detenido en Basauri (Vizcaya) el etarra liberado Javier Pérez Aldunate, quien, según las investigaciones policiales, recibió órdenes de Eta para atentar contra el Rey durante la Semana Santa del año anterior. Pérez Aldunate permaneció en Mallorca entre el 6 de abril y el 12 de mayo de 2004, pero no pudo perpetrar el atentado al no recibir el rifle de precisión que necesitaba. Fue condenado a 41 años de prisión por la Audiencia Nacional el 5 de octubre de 2006.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.