www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Dos orejas cada uno

César Jiménez y Luis Bolivar triunfan en el Festival de Medellín

sábado 23 de febrero de 2008, 12:07h
Impresionante el lleno registrado en la plaza para el tradicional Festival a beneficio del Hospital Infantil, meritoria institución que gracias a la desinteresada colaboración de los toreros, presta invaluables servicios asistenciales a la niñez menos favorecida.

Festejo que se realizó en las horas de la noche y que inició con la procesión de la imagen de La Macarena por el ruedo mientras en los tendidos que estaban oscuros se iluminaron con quince mil farolillos encendidos.

Los novillos toros con el hierro de Ernesto Gutiérrez, muy justos de presencia, faltos de bravura y escasos de raza. Debemos eso sí destacar el corrido en cuarto lugar, muy noble y con transmisión.

Abrió la noche el rejoneador Juan Rafael Restrepo colocando rejones y banderillas en buen sitio, pero lamentablemente muy desacertado con los de muerte. Uno de sus caballos "Boomerang" recibió un puntazo de 15 centímetros. Al final el toro fue aplaudido mientras se pitaba al caballista.

Muy entregado anduvo César Rincón ante un ejemplar que se quedó muy corto al final y al que despachó de pinchazo y media efectiva, siendo ovacionado al final.

Nada pudo hacer Enrique Ponce ante el manso, rajado y descastado que le tocó en turno, por lo que abrevió pronto.

César Jiménez se llevó el único de la noche que sirvió. Lo recibió con verónicas preciosas que animaron los tendidos lo que predispuso al diestro para ejecutar una faena limpia, hermosa y muy torera. Los naturales fueron exquisitos de temple y lentitud. Como colofón una estocada perfecta que rápidamente premió la Presidencia con las dos orejas por petición general.

Vestido de "cafetero": pantalón de dril, camisa blanca abierta en el cuello, mulera al hombro, carriel terciado y sombrero aguadeño, salió al ruedo Luis Bolívar. Tiene personalidad sin duda alguna "Si los españoles salen con traje corto, los mexicanos se visten de charro, yo quiero salir con la ropa de mi tierra" nos dijo antes de hacer el paseillo.

Este torero colombiano está embalado pues a pesar que su toro no se empleó a fondo, le ejecutó una faen acompasada desde los magníficos lances de recibo hasta las series con ambas manos obligando en todo momento y que remató con estocada de gran mérito. Por petición fuerte se le conceden las dos orejas que paseó bajo lluvia de claveles.

Finalizó la noche con la actuación del novillero Jerónimo Delgado quien entró en el cartel en sustitución de Miguel Angel Perera. Anduvo muy valiente y toreando en forma aceptable a pesar de lo pegajoso y mirón de su oponente, al que logró despachar de tres pinchazos y estocada atravesada.

FESTIVAL BENEFICO. Lleno completo en los tendidos. Novillos toros de Ernesto Gutiérrez justos de presencia y faltos de bravura. Rejoneador Juan Rafael Restrepo, pitos. César Rincón, ovación. Enrique Ponce, silencio. César Jiménez, dos orejas. Luis Bolívar, dos orejas. Jerónimo Delgado, palmas.