www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

COMUNIDAD GENERAL DE REGANTES DEL CANAL BAJO DEL ALBERCHE:

“Hoy es incorrecto hablar de construir pantanos, pero eso es precisamente lo que necesitamos”

viernes 14 de agosto de 2009, 21:24h
La concesión total de agua del Alberche y sus pantanos es de 350 hectómetros cúbicos para consumo de municipios, regadíos, eléctricas y particulares. La cuenca no cede tanta agua ni en sus mejores años hidrológicos. No es suficiente, que los concesionarios se comprometan, ahora que no hay agua, ha rebajar el consumo.
Ante las protestas de vecinos y autoridades de la cuenca alta del Alberche por el desembalse descomunal de agua en los pantanos de San Juan y El Burguillo y que los ha dejado bajo mínimos en pleno verano, EL IMPARCIAL recabó la versión de la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT), quienes a través de su jefa de prensa Rocío Pattier, han alegado que “El embalse de San Juan ha recibido menos aportaciones de agua que en años anteriores. Se estima que ha entrado aproximadamente una tercera parte de agua; no es la primera vez que este embalse se encuentra a este nivel ya ocurrió lo mismo en el año 2005”

En relación a los usos, la CHT se ha defendido de las acusaciones “estamos dando los consumos para Madrid, el norte de la provincia de Toledo, Talavera de la Reina y los regadíos de 15.000 hectáreas, que son las que tienen concesiones” Respecto a las cantidades que se están desembalsando ha añadido que “son las acordadas en la Junta de Explotación celebrada el 20 de mayo, que es el órgano colegiado de la CHT donde se adoptan estas decisiones. En dicha reunión participan todos los usuarios: regantes, asociaciones, alcaldes y eléctricas”

El alcalde de Navaluenga, Armando García considera estas “explicaciones incoherentes” pues según él “se están llenando otros pantanos más abajo, Valmayor y Picadas para beneficiar a otros” Para el Alcalde de San Martín de Valdeiglesias, Pablo Martín “no tiene sentido que viendo la escasez de lluvia en primavera se alege que estaba ya pactado y se vacíen dos pantanos” Y exige que “pare el vaciado y que no nos dejen sin el principal medio de vida de la zona” Hay que recordar que este municipio vive del turismo ligado al deporte náutico.

Desde la CHT han recordado que “según la Ley de Aguas, los usos recreativos ocupan, en orden de preferencia, el último lugar tras el abastecimiento y regadíos, que son los usos que hay que atender en primer lugar”.

El rio Alberche es un afluente del Tajo que nace en la sierra de Gredos (Ávila) y en su primer tramo se dirige hacia Madrid al este; formando una gran hoz, termina por ir hacia el oeste donde desemboca en la margen derecha del Tajo, a la altura de Talavera de la Reina. Es un rio corto (177Kms) pero muy caudaloso. Es vital para Madrid que se conserve, adecuando la gestión a cada época del año y a los índices pluviométricos de cada año. Esto es, optimizando la administración de este recurso de incalculable valor para toda una región: la cuenca del Alberche, que comprende una pequeña área de Ávila, la sierra de Madrid al oeste de la provincia y el cuadrante noroeste de la provincia de Toledo.

alberche en primavera

La Comunidad General de Regantes del Canal Bajo del Alberche tiene una concesión de agua para regadío de 9.000 hectáreas para sus cultivos de maíz y alfalfa por ser zona ganadera. Esta comarca integra a Talavera y otros municipios cercanos de la cuenca baja del Alberche y se abastecen del diminuto pantano de Cazalegas próximo a Talavera de la Reina. Esta concesión está dividida en sectores de aproximadamente 1.500 hectáreas. Este año en vista de la falta de agua se abstienen de regar cada semana en un sector, medida provisional que no soluciona el problema.

Fuentes de la Comunidad de Regantes han explicado a EL IMPARCIAL que “este año, la ausencia de lluvias primaverales es la causa de la escasez del verano”. Y han Aducido que “la Comisión de desembalse (Junta de Explotación) celebrada al principio de la primavera no previó la primavera tan seca de este año”. En dicha comisión “se establecen las cantidades anuales para cada concesión, en una reunión entre la Confederación Hidrográfica del Tajo, que administra el agua, y los concesionarios que la utilizamos”.

Es una falta de previsión y poca planificación celebrar esa reunión cuando todavía no se conoce el caudal de la cuenca. Convendría celebrar una segunda Junta al comienzo del verano para reajustar los consumos si fuera necesario. El administrador de los regantes ha confirmado que “son las lluvias de la primavera las que sustentan la cuenca. Este año llovió abundantemente en invierno. Bajaba caudaloso el Alberche cuando se celebró la comisión, sin embargo, la primavera ha sido especialmente seca, y si las concesiones no se autoregulan utilizando menos agua de la que tienen asignada, se producen situaciones dramáticas como la que viven este verano en los pantanos de San Juan y el Burguillo en la cuenca alta”.

Para las citadas fuentes “la clave está en la mala gestión del recurso, y no me refiero a la CHT, sino a la falta de infraestructura, ya sé que hoy es incorrecto hablar de construir pantanos, pero eso es precisamente lo que necesitamos” Para este administrador de los regantes “se debería construir un pantano de capacidad media a la altura de la Marquesita, antes del pantano de Cazalegas que aprovisiona a Talavera y que es muy pequeño” Esto desde luego, resolvería el problema del abastecimiento de la provincia de Toledo y aliviaría notablemente la situación de la cabecera durante el verano.

La CHT ha facilitado a EL IMPARCIAL las asignaciones de cada concesión: “El Canal de Isabel II tiene una concesión de 220 hectómetros cúbicos, de los que va a intentar utilizar 108” Asimismo han asegurado que “los regantes cuentan con una concesión de 90 hectómetros cúbicos, pero procurarán reducir su consumo a 67 por la nueva situación”. Mientras que “Toledo y la zona de la Sagra son concesionarios de unos 30 hectómetros cúbicos (algo menos)” y finalmente “ Talavera y su zona de influencia tienen una concesión de 10 hectómetros cúbicos”. Hay concesiones particulares de las que no ofrecen las cifras porque “son insignificantes ya que no alcanzan el hectómetro cúbico”.
“Es evidente que un consumo de 350 hectómetros cúbicos al año (suma de todas las concesiones) no se corresponde con la realidad de la cuenca” han asegurado fuentes de la Comunidad de Regantes.

Es en la Junta de Explotación donde la Confederación debiera imponer unos consumos más bajos, ajustados al respectivo nivel según la época del año. La capacidad de los embalses es limitada: 130 hectómetros cúbicos San Juan y 200 el Burguillo, sólo en momentos puntuales del año están llenos; además, están en la cabecera con lo que el abastecimiento (regadíos y consumo humano) de Toledo precisa de otro embalse en la cuenca baja de dimensiones similares para satisfacer las necesidades de esta zona sin menoscabar los pantanos de la cabecera.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios