www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

El Parlamento cubano elige nuevo Consejo de Estado

Carlos Lage, llamado a ser el líder de la revolución del siglo XXI

sábado 23 de febrero de 2008, 18:41h
Modesto, estricto, riguroso y preciso, Carlos Lage Dávila, con funciones similares a las que en otro país recaerían en un primer ministro, aparece como el candidato con más opciones a suceder a Fidel Castro por detrás de su hermano Raúl. Este posible relevo del presidente de Cuba ha lidiado con algunos de los retos más importantes de Cuba en los últimos años y es quizá la figura más relevante de la jerarquía tras los hermanos Fidel y Raúl Castro.

Lage es sin duda una de las figuras políticas de más peso en Cuba y es visto como futuro líder de una nueva dirigencia de la revolución. Castro le dedicó estas palabras en su mensaje de renuncia: "se trata de una generación intermedia que aprendió junto a nosotros los elementos del complejo, y casi inaccesible, arte de organizar y dirigir una revolución". Lage, hasta ahora una suerte de Primer Ministro, ha sido el principal dirigente en representar a Cuba en el exterior en los últimos años, sobre todo desde que Fidel enfermó en julio de 2006 y asumió el mando Raúl.

Como vicepresidente y secretario de los Consejos de Estado y de Ministros y miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba (PCC), Lage es desde los años 90 un hombre indispensable para entender el rumbo de Cuba, y figura en todas las listas de candidatos a suceder a Fidel Castro después de su renuncia. Su nombramiento entre los seis hombres de confianza que, junto con Raúl, dirigen el país desde que el líder cubano delegó sus funciones en julio de 2006 debido a una enfermedad intestinal, refrendó la importancia que Lage ha tenido y tiene en el Gobierno.

El protagonismo de Lage en los últimos años en el panorama internacional, donde en repetidas ocasiones representó al líder cubano, ha hecho que él junto con el canciller, Felipe Pérez Roque, se convirtieran en la cara de la revolución fuera de la isla. Formó parte del Equipo de Coordinación y Apoyo al Comandante y en el Congreso del partido de 1980 entró en el Comité Central y seis años después, en la siguiente reunión del máximo órgano del PCC, fue nombrado miembro suplente del Buró Político.

Cabeza visible entonces de las reformas económicas, a él y a Raúl Castro se les atribuyen algunas de las medidas aperturistas que emprendió el régimen durante aquellos años de asfixia económica. Su presencia se ha hecho habitual en las Cumbres Iberoamericanas, o a las de la Unión Europea con América Latina y Caribe, y a las tomas de posesión de jefes de Estado.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.