www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

temen por la vida de los que participaron en el documental

Ex pandilleros salvadoreños lamentan la muerte de Poveda

sábado 05 de septiembre de 2009, 00:31h
Un grupo de ex pandilleros salvadoreños lamentaron este viernes el asesinato de Christian Poveda y dijo que temen por la vida de quienes participaron en el documental que dirigió este fotógrafo francoespañol sobre las "maras" en el país.
"Nos sentimos totalmente indignados y de luto por la muerte del amigo periodista Christian Poveda, repudiamos esta acción de violencia", declaró a Efe Luis Romero, uno de los personajes del documental, tras leer un comunicado del grupo Homies Unidos de El Salvador.

Romero pidió "una pronta investigación y que se haga justicia" para evitar que este hecho quede en la impunidad. "Poveda se mostró como la única ventana para que la sociedad se diera cuenta de que las pandillas son seres humanos, y lo vemos como un héroe que se destacó con mucho profesionalismo", dijo, y señaló que "se apagó una luz de apoyo para muchas personas".

Romero admitió que tiene temor tras haber aparecido en el documental "La vida loca", basado en la vida de un grupo de pandilleros de la "Mara 18" que reside en el barrio La Campanera, del municipio de Soyapango, en el este de San Salvador. "Tenemos temor por lo de la película, pero en realidad seguimos el legado, vamos a seguir lo que él nos enseñó, lo que él nos dejó", sostuvo.

Aunque no suministró mayores detalles, advirtió: "Si a él (Poveda), que era una persona extranjera, le pudo pasar esto, imagínese ahora a todos los de la película". Consultado sobre los posibles autores del asesinato, denunció que "hay tendencias que están en contra de que hayan pacificadores" en el país, aunque prefirió esperar las investigaciones.

"En realidad si él (Poveda) trabajaba para ellos y le ayudaba a ellos, a mí se me hace muy difícil comprender que los mismos jóvenes lo hayan querido fregar", afirmó. "No comprendo de dónde podría venir esta situación, pero en realidad vamos a esperar que las investigaciones aclaren y esclarezcan esta situación", agregó.

Según medios locales, Poveda fue testigo durante el rodaje del documental de siete homicidios, tres de ellos de protagonistas de su producción. Romero aseguró que continuarán la labor de Poveda y resaltó que este viernes miembros de esa organización visitaron penales para llevar pañales y medicinas a niños que permanecen recluidos junto a sus madres.

Destacó que Homies Unidos, organización fundada en 1996, ayuda a unos 1.700 jóvenes que integran o han integrado estas organizaciones, así como a aquellos que buscan alternativas para no engrosar sus filas. Poveda, quien fue asesinado el miércoles en una zona rural del departamento de San Salvador (centro), trabajó durante la época de la guerra civil en este país (1980-1992) y se concentró en los últimos años en evitar que los jóvenes se vincularan a las "maras" o pandillas.