www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

delicuencia juvenil

Pasan a disposición judicial los detenidos en Pozuelo

lunes 07 de septiembre de 2009, 11:39h
Las trece personas mayores de edad detenidas este domingo por los incidentes registrados durante la madrugada del domingo en la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón han pasado ya a disposición judicial y los siete menores han sido puestos a disposición de la Fiscalía de Menores.
Según ha informado un portavoz de la Jefatura Superior de Policía, los siete menores pasaron a disposición de la Fiscalía de Menores y los mayores de edad han pasado esta mañana a disposición judicial en los Juzgados de Pozuelo de Alarcón.

Todos fueron arrestados por desórdenes públicos, atentado a agente de la autoridad y daños a mobiliario urbano la madrugada del domingo cerca del recinto de las fiestas de la localidad, después de que la denuncia de un joven, que había recibido un botellazo, requiriera la presencia de la Policía, lo que desencadenó protestas por parte de cientos de jóvenes que hacían "botellón".

Los jóvenes se enfrentaron a los agentes, a los que llegaron a arrinconar, rompieron mobiliario urbano, quemaron contenedores y dos coches de Policía, dañaron varios más e intentaron asaltar la Comisaría de la localidad.

Finalmente, diez policías resultaron heridos, dos de ellos graves, y los agentes detuvieron a veinte personas, siete de ellas menores.



Eran de fuera
El alcalde de Pozuelo de Alarcón Gonzalo Aguado (PP), ha querido transmitir un mensaje de "tranquilidad" después de la reyerta ocurrida durante las fiesta patronales que dejó veinte detenidos y diez policías heridos. El regidor atribuyó los altercados a "un grupo de energúmenos de fuera del municipio" que ha intentado "reventar" las fiestas, como prueba, dijo, que sólo dos de los arrestados sean vecinos del municipio madrileño.

En declaraciones a la Cadena Cope y Telecinco recogidas por Europa Press, Aguado afirmó que este año la afluencia de público ha sido mayor de lo previsto, por lo que en la madrugada del domingo "se tuvieron que pedir refuerzos" en el número de efectivos policiales para hacer frente a los disturbios. De todos modos, el alcalde ha afirmado que la coordinación entre agentes del Cuerpo Nacional de Policía y de la Policía Local fue "correcta" y adelantó que en los próximos días se reforzará el número de efectivos para que "no vuelva a ocurrir más".

"Que paguen los padres"
El secretario general de Madrid de la Unión Federal de Policía (UDF), Alfredo Perdiguero, ha reclamado que los padres de los detenidos la noche del sábado por los altercados ocurridos en Pozuelo de Alarcón se responsabilicen de los graves daños causados por sus hijos en las calles de la localidad. "Los padres de los menores y de los adultos deben ser responsables de lo que han hecho sus hijos y deben concienciarse sobre qué tipo de educación se les está dando", ha afirmado a Europa Press Perdiguero, quien se preguntó sobre "qué está pasando en la sociedad para que pase esto".

El portavoz sindical se mostró sorprendido con que en "un Estado de Derecho pase lo que pasó". "Que en un día festivo, lleguen unos chalados, unos desalmados y monten esto, incluso queriendo atacar una comisaría, no tiene explicación. Hace que mi pensamiento lo compare con las acciones de 'Kaleborroka'. Insistió en que "estos desalmados" querían "reventar" las fiestas, asegurando que en su mayoría procedían de localidades próximas a Pozuelo. "Los pueblos no pueden ser tomados por la Policía. En Pozuelo, había dieciséis nacionales y entre cuatro o seis municipales. No es una cuestión de aumentar la Policía. No se puede poner a un agente por cada ciudadano, sino sería un Estado de Excepción", recalcó