www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Doce ex socialistas y un tránsfuga del PP arrebatan la alcaldía a Pérez Fenoll

Aprobada la moción de censura contra el alcalde de Benidorm

martes 22 de septiembre de 2009, 09:48h
El ex socialista Agustín Navarro se ha convertido este martes en el nuevo alcalde de Benidorm al prosperar la moción de censura de su grupo y el tránsfuga del PP José Bañuls contra el popular Manuel Pérez Fenoll, en un tenso pleno con gran expectación de público pero sin incidentes. El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha apuntado como "responsables" de la moción al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y a los responsables de Organización del PSOE, José Blanco y Leire Pajín.
El pleno del Ayuntamiento de Benidorm (Alicante) aprobó este martes la moción de censura contra el alcalde del PP, Manuel Pérez Fenoll, con los votos de los 12 concejales del PSPV de Benidorm (Alicante) y del edil tránsfuga, José Bañuls, y proclamó al hasta ahora portavoz municipal del PSPV, Agustín Navarro, como nuevo alcalde de la localidad.

El nuevo alcalde, que junto a sus compañeros de grupo ha sido dado de baja en el PSPV-PSOE, ha justificado el cambio en el "desgobierno" de la ciudad y ha tendido la mano al PP ante el nuevo ciclo político, mientras en el salón se oían los gritos del numeroso público del exterior, divididos a partes iguales entre socialistas y populares. Navarro ha prometido su cargo en valenciano y ha recibido el abrazo de sus doce compañeros, pero no ha sido saludado por su ya antecesor Pérez Fenoll, quien ha abandonado el salón de plenos sin estrecharle la mano y arropado por los concejales populares. Inmediatamente después, Navarro ha explicado a los periodistas que no tiene decidido su equipo de gobierno, pero que Bañuls "no será concejal de Hacienda ni de Urbanismo" aunque sí el primer teniente de alcalde.

Al salir al exterior, a Navarro le esperaban varios centenares de simpatizantes que le han vitoreado con gritos de "que bote Agustín", y a los que el nuevo alcalde se ha dirigido desde la primera planta del ayuntamiento prometiendo que se "dejará la piel por Benidorm".

El ex socialista Agustín Navarro es investido alcalde de Benidorm tras la moción de censura contra el popular Manuel Pérez Fenoll, en un tenso pleno con gran expectación de público pero sin incidentes. Efe


La sesión plenaria ha sido complicada desde un principio, ya que ambos grupos han discutido 15 minutos por discrepar sobre el orden de intervenciones, y una de las anécdotas ha sido justo antes de la votación, cuando los populares se han puesto de pie para un minuto de silencio simbólico por, según han dicho, la defunción de la Democracia.

En su discurso, Navarro ha exclamado que "comienza un nuevo ciclo en Benidorm" y que sus compañeros han dado, "con valentía política", "un paso al frente ante el desgobierno" del PP. Se ha dirigido a los concejales populares admitiendo que viven un momento "duro, difícil y complicado" y les ha pedido colaboración porque "la ciudad está por encima de los intereses de partido". Ha anunciado que su política girará en torno a cuatro ejes: sanear las cuentas y ser más austeros, mejorar los servicios sociales, impulsar los grandes proyectos y aumentar la participación ciudadana.

Por su parte, el alcalde saliente, Manuel Pérez Fenoll, ha subrayado que la moción de censura "arrebata al PP la alcaldía" en "un día muy triste para la Democracia". Para el popular, "ningún demócrata puede entender el paso dado por los trece concejales", de los que ha dicho que "nadie sabe muy bien a quién representan". Ha hecho especial hincapié en que la voluntad popular ha sido "vulnerada" y ha lamentado que "algunos" utilicen el pleno para "ver colmadas sus ansias de poder".

Pérez Fenoll ha calificado de brillante la acción de gobierno del PP y ha proseguido que "nunca hemos permitido el chantaje de nadie y no nos hemos dejado manipular por intereses espurios", para concluir su última intervención como alcalde con un "Benidorm no tiene precio".

Tensión entre simpatizantes de PP y PSOE en Benidorm
El vestíbulo del Ayuntamiento de Benidorm (Alicante) registró este martes momentos de tensión entre un grupo de unas 200 personas, seguidores y detractores del alcalde de la localidad, el 'popular' Manuel Pérez Fenoll, cuando el primer mandatario entró en el salón de plenos a las 12:00 horas, momentos antes del debate de la moción de censura que le desbancará de la Alcaldía.

La presencia del alcalde provocó un clamor de aplausos entre sus simpatizantes, e inmediatamente, sus detractores iniciaron también un sonoro abucheo, sin que la tensión entre ambas partes fuera a más. Esta misma escena se repitió instantes después, al entrar el portavoz municipal del PSOE y candidato a la Alcaldía, Agustín Navarro, que recibió los aplausos de sus seguidores y el abucheo de los simpatizantes 'populares'.

Rajoy apunta a Zapatero, Blanco y Pajín como responsables de la moción
El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha apuntado como "responsables" de la moción de censura en el Ayuntamiento de Benidorm al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y a los responsables de Organización del PSOE, José Blanco y Leire Pajín.

Es la segunda alusión de Rajoy a dicho asunto en pocas horas, ya que antes de acudir al Congreso para presidir la reunión con el grupo parlamentario popular en la Cámara Baja había dicho en una entrevista en Telecinco que todo lo que rodea a la moción en Benidorm es "una historia truculenta" que "suena a cosa siciliana".

En el Congreso, en declaraciones a los periodistas poco antes de comenzar la reunión, ha añadido que la moción es "simplemente un atentado contra la voluntad de los ciudadanos que dieron la mayoría absoluta al PP", y luego una maniobra política se la ha quitado. Pero Rajoy ha apuntado como "responsables" de la situación al jefe del Ejecutivo, al vicesecretario general del PSOE y ministro de Fomento, José Blanco, y a la responsable de Organización del partido, Leire Pajín. Zapatero, en palabras del líder del PP, aún no ha dado "una explicación convincente ni no convincente" sobre la cuestión.

Camps señala la "paradoja" de que el PSOE se haga con el poder en la ciudad después "de atacarla toda la vida"
El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, ha señalado la "paradoja" de que el PSOE se haga con el poder en la ciudad de Benidorm (Alicante) -a través de una moción de censura- después de "atacarla toda la vida". Así, criticó la maniobra "torticera" de los 12 ex ediles socialistas y el tránsfuga José Bañuls para lograr la Alcaldía de este municipio.

Camps, que antes de participar en la presentación de la Administración Local electrónica de la Comunitat, a preguntas de los periodistas, se refirió así a la moción de censura que hoy ha tenido lugar en Benidorm, apuntó que ahora trabajará por los ciudadanos de Benidorm "con más ilusión y más ahínco".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios