www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Se confunden con el aumento de la presión arterial

Un tercio de los diagnósticos de hipertensión es erróneo

miércoles 07 de octubre de 2009, 16:52h
En España hay casi diez millones de españoles hipertensos, sin embargo, tres de cada diez diagnósticos en esta enfermedad son erróneos por la confusión con un aumento de la presión arterial.
Casi un tercio de los pacientes a los que se diagnóstica hipertensión en una consulta médica aislada, en realidad sólo sufre el aumento de la presión arterial por la tensión que le produce la presencia del profesional médico.

Por ello, la Sociedad Española de Hipertensión (SEH-LELHA) recomienda a los pacientes que se tomen ellos mismos -o con la ayuda de algún familiar- la presión arterial para evitar decisiones clínicas inadecuadas y favorecer el seguimiento continuado de las mediciones.

Con motivo del Día Nacional de la Hipertensión que se celebra este sábado, el presidente de la Sociedad Española de Hipertensión, Pedro Aranda, ha explicado que "la automedición permite que el paciente tome parte activa en el seguimiento y se implique con el tratamiento que debe seguir".

La automedición permite obtener unos valores más representativos porque los pacientes que tienen en casa unos valores de presión elevados tienen más riesgo real de sufrir hipertensión que aquellos que los tienen en la consulta.

Por otro lado, algunos pacientes se sienten protegidos en la consulta y presentan niveles de tensión normales, aunque son hipertensos fuera de ella, según el doctor Antonio Divisón.

La hipertensión es una patología con muy pocos síntomas que se trata con medicamentos que pueden tener efectos secundarios por lo que "una medicación inadecuada puede producir hipotensión con el consecuente riesgo de mareos, caídas u otros problemas de salud", ha añadido.

Casi diez millones de españoles son hipertensos, algo más del 35 por ciento de la población general adulta y, frente a lo que ocurre en otros países europeos, en España las medidas domiciliarias se están utilizando más por propia demanda del paciente que por indicación médica.

Los profesionales deben hacer recomendaciones sobre los aparatos y la técnica de medición para que los datos sean precisos, porque en muchas ocasiones las mediciones se hacen con aparatos que no están validados o que no están indicados para un paciente concreto.

Un diagnóstico adecuado de la hipertensión puede ahorrar hasta el 20 por ciento del gasto farmacéutico para esta patología, por lo que la SEH-LEHLA ha puesto en marcha una página web con indicaciones precisas para llevar a cabo las mediciones en el domicilio.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios