www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

100-72

Aplastante victoria del Barça ante los baskonistas

sábado 14 de noviembre de 2009, 20:07h
Espectacular, arrollador, inquebrantable se mostró este sábado el Regal FC Barcelona en su victoria sobre el Caja Laboral (100-72), con un trabajado partido en el que tuvieron un acierto en triples que pocos equipos son capaces de lograr, y en el que partiendo de la conocida buena defensa 'made in Pascual' fueron abriéndose paso hasta apartar a sus rivales de la pista.
No se esperaba, para nada, un partido de esta guisa. Y mucho menos Dusko Ivanovic, en la que seguramente ha sido su visita más dolorosa al Palau. Su Caja Laboral aguantó un cuarto al Regal Barcelona, y después fue sometido al ritmo de los catalanes, que disfrutaron sobre la pista y consiguieron una sexta victoria que pone presión al líder, el Real Madrid, y aleja a los baskonistas en la tabla.

El Regal Barcelona empezó muy bien el partido con un aplastante parcial de 9-0 en cuatro minutos de juego, pese a que a los dos primeros se llegó con el marcador todavía a cero. Ivanovic, atónito ante lo que estaba viendo, pidió tiempo muerto y tras él llegaron las primeras canastas del Caja Laboral, gracias al acierto de un Splitter que cargaba con su equipo en las espaldas.

Que nadie acompañara al pívot brasileño provocó que el Barcelona fuera cogiendo riendas cada vez mayores. Lorbek, discreto en los primeros instantes, se enchufó en el partido con un parcial de 5-0 para poner al Barça nueve puntos arriba. La diferencia se fue reduciendo hasta el final del periodo, pues el Caja Laboral reaccionó y mejoró su juego con el paso de los minutos.

El entrenador blaugrana, Xavi Pascual, también utilizó bien sus tiempos muertos y consiguió elaborar una buena última jugada para irse a la pausa con un 20-17, y evitar así que los baskonistas, que habían ido siempre por debajo, creyeran en sus opciones. Así, sólo empezar el segundo cuarto, el Barcelona apretó el acelerador y, de hecho, ya no lo soltó hasta llegar al descanso.

Con un espectacular porcentaje en triples, el Regal Barcelona despegó y el Caja Laboral no pudo hacer más que intentar que el cohete blaugrana no alcanzara la Luna sin llegar ellos a ponerse el mono. No les fue fácil, pues con un 10 de 14 en lanzamientos de tres el Barça llegó a la media parte con un claro 50-36. Al final del partido, nada más y nada menos que 18 triples convertidos.

Navarro, Lakovic y Morris, todos por partida doble, se sumaron al espectáculo ofrecido en un Palau Blaugrana que presentó la mejor entrada de la temporada. Se llegó a la barrera de los 10 puntos, y con la fama que tiene de ser un obstáculo psicológico, hizo honor a su nombre y aupó a barcelonistas y hundió a baskonistas.

Ivanovic, de brazos cruzados, debía estar muy cabreado aunque evitó pronunciarse, quizá conocedor de que el público se le echaría encima. Sus jugadores estaban faltos fuerza o ánimos, algo que los blaugrana tenían de sobras y lo demostraron al inicio del tercer periodo, con otra salida arrolladora a base de más y más triples.

El Caja Laboral desaparece durante el tercer cuarto
Con un parcial de 8-0, el Regal Barcelona sentenció el partido y es que parecía que estuvieron solos en la pista. Tan solo algunas canastas vascas, que aparecieron con cuenta gotas, rompían el monólogo blaugrana, consistente en un 'showtime' a base de buenas acciones defensivas y ataques explosivos.

Ricky Rubio, que no gozó de muchos minutos en pista, ganó claramente la partida a su ex compañero en el DKV Joventut Pau Ribas, así como a Singletary y a todo quien se le pusiera por delante. Con un repertorio de robos y asistencias provocó que por primera vez se oyeran gritos de 'Ricky, Ricky' en el Palau, que le dedicó una atronadora ovación.

De hecho, todos los jugadores del Regal Barcelona cuajaron un muy buen partido, sumándose a una fiesta inesperada, pues el encuentro se esperaba como la primera prueba de fuego. No fue un encuentro igualado, pero bien cabe decir que fue gracias al Barcelona que supo anular al Caja Laboral. Se llegó a una máxima diferencia de 29 puntos, en más de una ocasión, y a estas diferencias no se llega así como así.

No notó los nervios de enfrentarse a su ex equipo Pete Mickeal, muy correcto como siempre, trabajador allá donde haga falta. Arropado por sus compañeros, parecía querer demostrar que acertó con el traspaso. Esta tarde, no hubo más colores que los blaugrana. Jugaron Trias y Rabaseda, y lo hicieron bien empapados por la energía del partido. Éste fue el primer duelo entre ambos equipos, aunque a buen seguro que el siguiente, conociendo a Ivanovic, será muy diferente.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.