www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

reseña

Dorothy L. Sayers: Los secretos de Oxford

domingo 22 de noviembre de 2009, 11:56h
Dorothy L. Sayers: Los secretos de Oxford. Traducción de Flora Casas. Prólogo de P.D. James. Lumen. Barcelona, 2009. 600 páginas. 24,90 €
Lumen publica la penúltima de las novelas protagonizadas por el célebre detective y aristócrata inglés Lord Peter Wimsey. Éste, junto a su amiga –y futura esposa– Harriet Vane, tendrá que resolver un nuevo caso que, a pesar de no tener su origen en un asesinato, dará lugar a situaciones de una gran tensión, cuando no aterradoras. Todo comienza cuando la propia Vane –probable alter ego de la propia Sayers– regresa, no sin cierto pesar, durante unos días a su college con ocasión de la celebración de los actos de clausura del semestre. Una serie de macabros acontecimientos, indudablemente obra de un lunático, tienen en vilo a toda la comunidad; por lo que, aprovechando su condición de escritora de novelas de misterio, se le requiere para que investigue el caso. Para ello contará con la ayuda de Wimsey, que sin perder protagonismo, cederá parte de éste para el lucimiento particular de Vane. A partir de ahí, Sayers logra tejer una historia que mantendrá en vilo al lector hasta la última página.

Además de los clásicos ingredientes de las novelas policíacas, género del que Sayers fue una de las maestras indiscutibles, esta obra es también un interesantísimo documento para comprender mejor el papel de la mujer intelectual en el período de entreguerras. Igualmente, Los secretos de Oxford contiene numerosas reflexiones en torno a la dificultad de las relaciones amorosas entre dos mentes privilegiadas, así como el pensamiento de la autora con respecto a la importancia de la educación. Todo ello sin escatimar humor ácido y crítica social.

No pasarán desapercibidas al lector las numerosas citas en latín y reflexiones llenas de ingenio que, además del talento de la autora, también muestran su elevada formación y cultura. No en vano, la de novelista era una de sus múltiples facetas, puesto que también destacó como publicista, ensayista y académica. Además, su traducción de la Divina Comedia –trabajo de la que ella estaba especialmente orgullosa– ha sido considerada por muchos especialistas como una de las mejores jamás realizadas.

Por José María Paterna
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.