www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

presentado en el XV Unión Intermunicipal del partido

Las 50 recetas de Rajoy para luchar contra la corrupción

sábado 21 de noviembre de 2009, 13:18h
El PP ha ofrecido este sábado al resto de los partidos un gran acuerdo por la transparencia y la corrupción en la vida municipal, aunque ha reivindicado el "trabajo, la entrega y honradez" de la mayoría de los 66.000 alcaldes y concejales del país y, de forma especial, de los pequeños municipios.
El documento de diez puntos, presentado en la XV Unión Intermunicipal del PP que este sábado se clausura en Sevilla de conclusiones, insiste en que el Partido Popular quiere "tolerancia cero" con la corrupción y hace hincapié en los incumplimientos del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero para con los municipios.

Así, resalta la prórroga hasta 2011 del nuevo sistema de financiación local, una decisión "injusta" que "pone en riesgo" la capacidad de financiación de las competencias municipales y la prestación de servicios públicos y sociales. A ello, subraya el documento, se suma la "irresponsable" política presupuestaria del Ejecutivo, que recorta en 3.000 millones la participación de las corporaciones locales en los ingresos del Estado.

Por todo ello, el PP exige al Gobierno que remita al Congreso de forma inmediata los correspondientes proyectos de ley de Gobierno Local para definir el marco competencial de los municipios y de Financiación Local.

Los cargos electos "populares" reclaman también al Ejecutivo que permita a los ayuntamientos destinar hasta el 60 por ciento del Fondo estatal para la sostenibilidad local dotado con 5.000 millones al pago de las facturas pendientes con los proveedores, sobre todo con las pymes y los autónomos.

También, y dentro de este capítulo, solicita al Gobierno que retorne a los municipios el IVA generado en la contratación del Fondo Estatal de Inversión Local del año 2009 y el que generará el de 2010. La quinta conclusión demanda mecanismos que permitan hacer frente a los efectos económicos que tendrá la aplicación de la cláusula de revisión salarial prevista en el acuerdo suscrito en septiembre entre el Gobierno y los sindicatos.

Pide también el PP que se incluya en el nuevo Fondo de 5.000 millones a las diputaciones, cabildos y consejos insulares, y que se modernice el papel de estas entidades creando una Carta provincial de servicios para actualizar sus cometidos. Considera el PP que el Gobierno debe impulsar la segunda descentralización para clarificar las competencias que debe prestar cada administración, pero estima necesaria la participación de las autonomías para que en cada comunidad se firme su respectivo pacto local, todo ello desde el respeto a la subsidiariedad.

Las cincuenta recetas
El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha anunciado que su partido remitirá este domingo a las otras formaciones políticas 50 medidas para luchar contra la corrupción, entre ellas la reforma del Código Penal para endurecer las penas por esos delitos y ampliar los plazos de prescripción de los mismos.

Rajoy ha lanzado esta propuesta en la clausura en Sevilla de la XV Unión Intermunicipal del PP, que ha acordado esas 50 propuestas para "dignificar" la vida pública, entre ellas la prohibición a sus cargos de aceptar "regalos, atenciones o liberalidades que no correspondan, por su importe o causa, a los usos y costumbres sociales".

Limitar la presentación de mociones de censura si no van avaladas por dos tercios de la corporación y crear en todos los ayuntamientos comisiones de vigilancia de la contratación presididas por un concejal de la oposición, son otras de las medidas que ha explicado Rajoy.

El líder del PP ha considerado "injusto" extender "un manto de descrédito" sobre toda la clase política" y ha roto una lanza en favor de la honradez de los 66.000 alcaldes y concejales del país y del resto de cargos públicos, porque sólo un 0,7 por ciento de éstos están siendo sometidos a investigación por supuestos casos de corrupción.

Ha reivindicado una vez más la política como "una actividad noble", pero ha reconocido que hay personas "que hacen lo que no deben hacer" y, por ello, el PP tendrá como máximo objetivo erradicar esas conductas. De este modo, el partido ha redactado 50 medidas para ser más eficaces contra la corrupción -muchas de ellas ya anunciadas ayer en la Intermunicipal- y que remitirá mañana mismo al resto de las formaciones, a las que Rajoy no quiere imponer nada, sino debatir con ellas propuestas e intentar consensuarlas.

En el ámbito penal, el PP cree que deben ampliarse y endurecerse las penas por corrupción para cargos y empleados públicos, así como ampliar los plazos de prescripción de esos delitos y mejorar la protección de los funcionarios que denuncien esas actividades corruptas. Precisamente, el Consejo de Ministros del pasado día 13 dio su visto bueno a una propuesta de reforma del Código Penal para endurecer las penas por corrupción. Quiere el PP, tal y como ha explicado Rajoy, "fortalecer" la figura y función de los secretarios, interventores y tesoreros municipales y reforzar su facultad para formular reparos de ilegalidad.

Asimismo, desea que se aprueben códigos de buen gobierno en todas las administraciones y organismos y empresas dependientes; y que se configure el "ayuntamiento en red" a fin de que en las páginas web de los municipios se publiquen todas las resoluciones en un ejercicio de máxima transparencia.

Propone, además, que se homogeneicen las normas urbanísticas y que se establezcan plazos reglados para la tramitación de los expedientes. También quiere que se adopten medidas para evitar el fraccionamiento y la concentración de contratos mediante el "abuso" de los contratos menores, y que se prohíba la concurrencia de empresas del mismo grupo.

Garantizar el cumplimiento de los principios de mérito y capacidad en los procesos de selección, e impedir que los ex concejales y ex altos cargos de los ayuntamientos y de sus empresas puedan contratar con estas administraciones hasta pasados dos años de sus cese, son otras propuestas del PP.

Los "populares" pretenden limitar las mociones de censura para que no puedan ser presentadas durante el primer y último año de mandato si no están avaladas por los dos tercios de la corporación, y que ningún partido incluya a un tránsfuga en sus listas. "No tenemos nada que ocultar", ha enfatizado Rajoy antes de confiar en que las medidas sean apoyadas por el resto de los partidos.

A su juicio, este catálogo de propuestas pueden suponer "un buen mensaje" para la sociedad, que "tiene derecho a que le digamos que vamos a hacer cosas" para evitar que se produzcan acciones corruptas
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.